Aclaración sobre #EPN en #Tepeaca. Los jóvenes antes habían sido golpeados por #porrosPRI

En una entrada anterior publiqué un video donde presuntamente se “probaba” que el incidente había sido montado por el mismo PRI pero, puede explicarse la presencia de personas del PRI porque estaban acompañando a su (infame) candidato.

Un artículo de pulso ciudadano y la Jornada de Oriente aclara los acontecimientos:

***

Muchas han sido las hipótesis sobre el incidente de Tepeaca, donde varios jóvenes increparon y manotearon la camioneta de Peña Nieto. Columnas alarmistas y fantasiosos artículos ocultan que los inconformes fueron golpeados el viernes 8 de junio en el estadio Azteca en la protesta contra @EPN. Esta es la sólida versión de Fermín Alejandro García en La Jornada de Oriente.

Los priistas están usando el incidente de #Tepeaca, de este martes 12 de junio, para inculpar a partidos, movimientos sociales y #YoSoy132 de acciones de violencia contra el PRI. Una mentira que se está propagando para generar una estrategia de tensión y miedo que impida ver que está pasando justamente lo contrario: desde agresiones a periodistas de La Jornada a jóvenes en el metro o en el Estadio Azteca hasta porros que disuelven manifestaciones en Veracruz o en Sinaloa. O priistas que incluso llegan a matar a militantes de partidos rivales, tal cual sucedió el lunes 11 de junio en Chiapas.

Publicamos este meticuloso reporte de La Jornada de Oriente porque en Pulso Ciudadano procuramos no faltar a la verdad y porque la historia contada por este medio poblano difumina todas las versiones, contradictorias y absurdas, sobre un incidente casual entre jóvenes indignados por la violencia que sufrieron en el Estadio Azteca el viernes 8 de junio y un comboi que se confundió de calle y terminó siendo manoteado por universitarios de Tepeaca.

En plena involución, cuando el PRI muestra su talante violento y gangsteril, los hechos terminan mostrando quien es el victimario y quien la víctima en esta campaña electoral donde caen todas las máscaras. (Pulso Ciudadano)

Error de logística de EPN lo llevó a toparse con los de #YoSoy132

Fermín Alejandro García / La Jornada de Oriente

La protesta de jóvenes en Tepeaca contra el candidato Enrique Peña Nieto fue genuina y espontánea, no fue parte de ninguna estrategia partidista y se trató, en su mayoría, de estudiantes de nivel superior. El problema de fondo es que hubo un error de logística del equipo del candidato presidencial que hizo que el abanderado llegara al mitin que ahí se preparó por una calle secundaria, que se estimó que sería más segura que una vía principal, y en el momento en que arribó, por mera coincidencia se topó con un nutrido grupo de muchachos que formaron su propio movimiento #YoSoy132.

Es cierto que hubo una reacción iracunda de los jóvenes manifestantes –que nunca usaron piedras y palos como difundió una agencia de noticias oficial–, y ese comportamiento tiene una explicación: muchos de esos muchachos de Tepeaca y comunidades vecinas acudieron el viernes al estadio Azteca de la Ciudad de México para unirse a la protesta de #YoSoy132 contra Peña Nieto, durante el partido de la selección nacional contra la representación de Guyana; ahí fueron objeto de golpes y amenazas de grupos porriles que el PRI llevó de cinco estados del país para contrarrestar la movilización ciudadana.

Un muchacho de nombre Ramiro, originario de Mixla, poblado cerca de Tepeaca, tuvo que ser hospitalizado por los golpes que recibió en el Azteca de porros del PRI, cuando en el minuto 38 del partido de futbol los priistas se abalanzaron contra los manifestantes del #YoSoy132 para intentar quitarles carteles y una enorme bandera verde que decía “México 132”. De esa forma quisieron evitar que miles de voces se unieran para lanzar una enorme porra contra Peña Nieto.

Dicha agresión de grupos de choque del PRI dejó agraviadas a docenas de jóvenes de Tepeaca, que encontraron como catarsis salir a protestar contra la visita de Peña Nieto, en una manifestación que se improvisó el lunes por la noche, mediante las redes sociales, y que se decidió que se haría lejos de los grupos de seguridad del candidato, pero para la mala suerte del abanderado presidencial llegó en el momento y la calle equivocada que lo llevó a sufrir el repudio de los estudiantes.

Los manifestantes en su mayoría son alumnos de la Facultad de Veterinaria de la UAP, que tiene su sede en Tecamachalco, y de diferentes carreras del Tecnológico de Tepeaca. Alguno de ellos han sido militantes de la Unión Campesina Emiliano Zapata Vive (Ucez), la cual tiene simpatías por Andrés Manuel López Obrador, pero siempre se ha mantenido alejada del PRD y los demás partidos. Al final se estima que había unos 300 participantes que son de la cabecera distrital, de Mixtla, Tecali, Santa Anna Coapa, Tlanepantla, Hueyotlipa y Santa Cruz Huitziltepec, principalmente.

Para evitar que se repitiera un enfrentamiento como el que sufrieron el viernes en la Ciudad de México, este martes los integrantes del #YoSoy132 decidieron caminar por el bulevar Cuauhtémoc de Tepeaca y protestar a la entrada de esta ciudad. Al llegar a la intersección a la avenida que comunica a la carretera que va a Tecali de Herrera, vieron que llegaba una caravana grande de camionetas y corrieron hacia el convoy para encontrarse con la sorpresa de que en un vehículo iba Peña Nieto, quien primero los saludó pensando que eran simpatizantes.

Agresiones de priistas a jóvenes #YoSoy132 en Estadio Aztreca: preliminares del incidente en Tepeaca.

El equipo de logística de Peña sabía que habría protestas y creyó que esa calle, y no una avenida principal, sería el camino ideal para llegar al mitin. Si la camioneta del candidato hubiera pasado 20 segundos antes, no se habría encontrado de frente con los integrantes del #YoSoy132.

Al final la protesta no pasó a mayores. Los jóvenes gritaron con ira y desprecio hacia Peña Nieto y el PRI, mientras que los guaruras del tricolor los veían nerviosos a cierta distancia y el candidato presidencial saludaba nervioso. Hubo manotazos y tal vez algunas patadas a la camioneta del priista, la cual siguieron por varios segundos. No hubo daños y si probablemente manos y pies hinchados de quienes golpearon el vehículo del aspirante. Al final los muchachos del #YoSoy132 ejercieron su derecho constitucional de libre expresión y de manifestación pública.

Lo lamentable es que el PRI no entiende lo anterior y reacciona de manera autoritaria, violenta y siempre difamando. Varios dirigentes priistas, sin bases, se apresuraron a decir que la manifestación la había organizado el PRD y que salió de la casa de una legisladora de ese partido, cuando el partido del sol azteca no tiene a ningún diputado en ese distrito.

Eso es lo que preocupa y espanta a mucha gente del PRI, con sobrada razón, que no sabe reaccionar ante la adversidad, ante quienes disienten del partido, ante las protestas, ante la natural rebeldía de los jóvenes, ante el enojo de la gente que ha sufrido violencia, pobreza e impunidad de gobiernos priistas y panistas. Y que el tricolor reacciona con violencia e intolerancia.

Tepeaca es una zona difícil para el PRI. Es una de las áreas del país en que más ha crecido las preferencias hacia Andrés Manuel López Obrador y la gente tiende a ser muy apasionada. Eso debería haber llevado a los dirigentes del tricolor a ponerse una bolsa de agua fría en la cabeza y no hacer una tormenta en un vaso de agua.

Por cierto, la protesta del #YoSoy132 ocupó la atención de mucha gente que fue a Tepeaca al mitin del PRI, lo cual permitió que pasara desapercibido el hecho de que el candidato priista del distrito Jesús Morales Flores, casi no fuera tomado en cuenta por Peña Nieto.

Para hacer algo contra un fraude electoral, únete a la petición de que CELAC y otras organizaciones imparciales estén presentes en la Elección del 1 de julio, clic aquí e invita a tus conocidos para que lo hagan también

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…


Comments are closed.