Jenaro Villamil muestra los documentos de pagos de Peña Nieto a Televisa

En el primer debate televisivo entre los cuatro candidatos presidenciales Enrique Peña Nieto, el aspirante del PRI-PVEM, lanzó una frase que abrió las puertas de una nueva polémica sobre los millonarios contratos para promover su figura y su candidatura en Televisa y TV Azteca, las dos principales empresas de televisión abierta:

“Yo le diría a Andrés Manuel (López Obrador): Si la televisión hiciera presidentes, usted sería presidente Andrés Manuel, porque durante su gestión como jefe de gobierno destinó más de mil millones de pesos –y tengo aquí los documentos– de la cuenta pública, que representan más del doble de lo que el Estado de México gastó en comunicación social”.

En su réplica López Obrador le presentó el resumen de ocho cuartillas de un presupuesto elaborado para los años 2005 y 2006, negociado por el gobierno de Peña Nieto y las empresas TV Promo y Radar Servicios Especializados, ambas intermediarias o brokers de Televisa.

Bueno pues en la página donde publica Jenaro Villamil están los documentos. Clic aquí para ir al sitio.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

One Comment to “Jenaro Villamil muestra los documentos de pagos de Peña Nieto a Televisa”

  1. ¿Enrique Peña Nieto (EPN) no pagó a Televisa entre 800 y 900 millones de pesos por publicidad? Bueno, entonces significaría que Televisa transmitía gratuitamente miles de espots del guapo (y tarado) Enrique Peña Nieto, sin duda, porque atosigaban permanentemente al auditorio, pero además, en gran cantidad de programas se encontraban alusiones a Peña Nieto, reportajes, entrevistas con él, loas a su “excelente gobierno”. Mentiras y más mentiras. Por otra parte, Televisa jamás dio noticias de las actividades oscuras de EPN: sus relaciones homosexuales, su persecusión brutal contra su ex amante Agustín Estrada (quien incluso fue preso en la cárcel de alta seguridad de Almoloya), y ya que Televisa difunde siempre la vida sexual de “sus estrellas” en sus múltiples programas de chismes, ¿por qué nunca difundió las infidelidades de EPN? No es de dudarse que, en efecto, EPN como gobernador haya pagado a Televisa tanto como todos los demás candidatos juntos.
    ¿Que Televisa tiene una estructura paralela? ¿Quién puede dudarlo? Por supuesto que sí. Televisa siempre ha mentido. Televisa ocultó las masacres de 68 y 71. Defendió el fraude de 1988 dando sólo la versión del gobierno, atacó previamente a Cárdenas con mentiras infames, dio la voz siempre a los criminales, defendió al gobierno de Chiapas cuando ocurrió el levantamiento zapatista. Que no nos cuente Televisa que son muy transparentes. Ellos siempre han mentido. Hay que ver un programa de “análisis” como Tercer grado, una retahíla de mentiras e interpretaciones absolutamente torcidas siempre en favor de sus dueños. Televisa es la gran prostituta prostitutora. Hay que ver su programación digna de imbéciles, porque su objetivo es imbecilizar a todos.
    Yo no sé si Jenaro Villamil se haya equivocado o haya incluido datos erróneos. Pero si es así, lo de él es por falta de información, jamás por intención de mentir. En cambio Televisa tiene toda su vida mintiendo y engañando y abusando de su buena relación con el poder. Ayer dijo el Tigre Azcárraga ser un soldado del presidente, también que el pueblo mexicano es de jodidos y él hacía televisión para jodidos. Hoy, Emilio, su nieto, no lo dice, pero su programación está hecha para ridiculizar de manera sanguinaria a muchos de los estereotipos del pueblo mexicano, y es, además una programación homofóbica y racista, característica que siempre ha sido privativa de Televisa. Por ejemplo, el viernes pasado que a EPN lo vituperaron, en todo su derecho, los estudiantes de la Universidad Iberoamericana ante las faltas al respeto de EPN, sus abusos y sus crímenes como gobernante, Televisa ocultó que su candidato salió huyendo como rata de la Uia.
    Carmen Aristegui y Jenaro Villamil son dos de los escasísimos periodistas decentes y honestos que hay en este país. Tenemos que defenderlos de la bestia de estupidización y mentira permanente que es y ha sido en toda su historia Televisa.
    Finalmente Televisa, además de un monopolio de la incomunicación y la mentira, es una cueva de drogadictos y prostitutas y prostitutos, para nadie es un secreto que los productores tienen sus verdaderos harems de jóvenes, hombres y mujeres, según gustos, homosexuales y lesbianas, todos sabemos que ahí el “éxito” jamás se ha debido al talento, sino a la prostitución para ser lanzados a la fama. Televisa es la gran fábrica de artistas chatarra, desechables. Todos sus actores y cantantes son unas bestias de ignorancia, ellas puras putitas y ellos no menos duros de mollera, pero además son efebos listos para llenar a los insaciables homosexuales que ostentan altos cargos. Televisa siempre ha sido la cara bonita (y rubia), la nalga prominente (aunque sea operada) y la bestialidad de incultura e ignorancia.
    Que no quieran engañarnos otra vez atacando a gente tan decente como Carmen Aristegui y Jenaro Villamil. Eso es no tener madre. Televisa se ha envuelto por décadas en la estupidez y la mentira. Si quieren seguir ahí que lo hagan, pero que no ofendan a la honestidad y a la inteligencia.
    Hoy, Televisa siente que se le va la inmensa inversión que habrá hecho al promover a un candidato ideal de ellos para la presidencia: un tarado guapo, Enrique Peña Nieto. Es un signo de la desesperación que ya sienten. Hay que movilizarse porque éstos no tienen madre y sería una bestialidad que afectaran a Aristegui y Villamil y a la revista Proceso.
    Si lo permitimos nos mereceríamos que nos cargue la mierda a todos, que Televisa, la gran prostituta prostitutora nos gobernase.