El Padre Solalinde tiene que irse de México por amenazas de muerte

“Padre, tengo que avisarle que una persona lo va a matar”, le dijo una mujer. “Es un sicario, ya le pagaron, ya lo liquidaron, ya le pagaron para que lo mate a usted”

Luego de recibir seis amenazas de muerte en los últimos dos meses, el padre Alejandro Solalinde anunció que el próximo miércoles saldrá del país “temporalmente”, siguiendo un protocolo para su seguridad diseñado en conjunto por la PGR, la Comisión Nacional de Derechos Humanos, la Pastoral de la Movilidad Migrante de la Conferencia del Episcopado Mexicano y las agrupaciones Amnistía Internacional y Brigadas Internacionales de Paz.

“No me voy por miedo –aclara el defensor de derechos humanos, fundador del albergue para migrantes centroamerianos Hermanos en el Camino, de Ixtepec, Oaxaca–, sino por obediencia, pues de eso está hecha la Iglesia, pero acepté sólo con la condición de que volveré a México en los primeros días de julio.”

La “recomendación” de salir del país por un periodo de dos meses, explicó, busca aprovechar los compromisos que previamente había contraído para realizar visitas al extranjero, concretamente a Estados Unidos, Canadá y Europa, y sólo se decidió ampliar algunas semanas más este periodo fuera de México, para permitir que tanto la Procuraduría General de la República, como la Procuraduría Estatal de Oaxaca, investiguen la serie de amenazas contra la vida del religioso, formuladas anónimamente.

La última amenaza

El pasado 20 de abril, tras volver de la Ciudad de México a Ixtepec, y hallándose en la fila de un cajero automático, “una señora, muy apenada, se me acercó para avisarme que había alguien que planeaba matarme”, narra Solalinde, en torno a la más reciente amenaza de atentado en su contra y a partir de la cual, afirma, se decidió dar a su visita al extranjero un sentido más bien precautorio.

“Previamente, ya había recibido cinco amenazas –detalla– y, de hecho, ese 20 de abril se encontraban en Ixtepec representantes tanto de la PGR como de la prucuraduría estatal, investigando la quinta amenaza, incluso ya tienen identificado a uno de los involucrados, entonces aprovechamos y la señora les narró directamente a ellos la información que poseía y, tras valorarla, se decidió que era suficiente como para emprender medidas de seguridad especiales y se determinaron las nuevas medidas para mi protección, incluida la sugerencia para que me alejara temporalmente del trabajo en el albergue Hermanos en el Camino”.

– ¿Existe algún hecho que usted identifique como detonador de los intentos por intimidarlo, emprendidos en los últimos dos meses?

– Aunque no estamos seguros, creemos que esto puede estar relacionado con el incidente ocurrido en la región de Nuevo Santiago Tutla, Oaxaca, el 30 de diciembre de 2011 (cuando, por orden del cacique local, Solalinde fue apresado cinco horas en la prisión municipal, luego de visitar a una familia de migrantes radicada en ese poblado)… Aquella vez –recuerda–, sin querer nosotros descubrimos que un compadre del ex gobernador Ulises Ruiz (de extracción priista) era el que mandaba en la zona y, a raíz de ese incidente, el Ejército hizo recorridos y encontró drogas y armas, con las cuales tienen sometidos a los pobladores de la región. Creemos que esto es lo que hizo aumentar las amenazas. (leer más en Vanguardia)

Una de las más recientes entrevistas:

Videos de ADNPolítico

Más info:

El sacerdote Solalinde deja México por amenazas de muerte

Mi vida vale 5 millones de pesos’, dice el padre Solalinde

Invitación a Conferencia de Prensa: Razones por las que el Padre Alejandro Solalinde saldrá del país

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

One Comment to “El Padre Solalinde tiene que irse de México por amenazas de muerte”

  1. que triste que la buena gente tenga que irse y los delincuentes sigan aqui, el gobierno ha fallado para dar bienestar y seguridad a la ciudadania, es lamentable.