Niños mexicanos viven historias de terror

Julio César Castañeda Bernal y su prima Diana Lizeth Bernal Hernández escucharon cuando sus secuestradores acordaban detalles de la venta de órganos y no lo dudaron ni un segundo, se escaparon cada uno por su lado, de la casa donde los tenían en Saltillo, Coahuila. Ambos son parte de más de una veintena de niños sustraídos ilegalmente de los albergues Caifac Monterrey, Casitas del Sur, en el Distrito Federal, y La Casita de Cancún.

En abril de 2009 la Siedo atrajo el caso para investigar una presunta red internacional de tráfico de menores liderada por la denominada Iglesia cristiana restaurada y la secta de Los Perfectos, dirigidas presuntamente por Jorge Erdely Graham y Sergio Humberto Canavati Ayub, con fines de explotación sexual, adopciones ilegales y tráfico de órganos.

Desde entonces, siete personas han sido detenidas, aunque ninguno de los máximos responsables. Tampoco ninguno de los niños ha sido localizado, pese a que las autoridades fijaron una recompensa de 10 millones de pesos. Julio César y Diana Lizeth son los primeros niños recuperados, gracias a su propia audacia al huir de su cautiverio.

.

Leer más

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…


Comments are closed.