Compra de voto en Sedesol: los expedientes negros de Josefina Vázquez Mota

El domingo 22 de enero varios medios se hicieron eco del uso electoral de fondos público durante el mandato de Josefina Vázquez Mota al frente de la Sededol. Recuperamos la historia de una secretaría que JVM puso al servicio del PAN y sus redes de corrupción y acarreo. De Chihuahua a Verarcuz.

La Sedesol al servicio del PAN

Pulso Ciudadano

Fue la revista La Verdad que recordó que en 2005 se desviaron mil 800 millones de pesos de la SEDESOL, etiquetados para programas sociales, a los bolsillos del PAN, por orden de la secretaria de Desarrollo Social y actual precandidata presidencial, Josefina Vázquez Mota.

Este semanario citaba y recuperaba el libro del periodista José Reveles Las manos sucias del PAN, una exhaustiva investigación que reporta el desvío de 55 millones de pesos destinados a vivienda rural y que terminaron en manos de diputados panistas. El tema sale a la luz en medio de la hambruna que afecta a los rarámuris de la Sierra Tarahumara, ya que unos 56 millones de pesos destinados a techos para las viviendas de Tarahumaras fueron desviados a la estructuras del PAN en Chihuahua. No hubo techos para protegerlos ante los intensos frios de la sierra.

Pero esta noticia es sólo la punta del iceberg de un actuación política que convirtió a Josefina Vázques Mota en la verdadera operadora del partido en las comunidades campesinas pobres que dependen de subvenciones federales. Esquema de acarreo, cooptación y chantaje que fue decisivo para la victoria de Felipe Calderón en las elecciones presidenciales del 2006.

Sin límites

En 2006 el veterano periodista y fundador de la revista Proceso, José Reveles, publicó una libro decisivo para entender la trayectoria y operación de Josefina Vázquez Mota en el submundo de la corrupción electoral. Se llamó Las manos sucias del PAN Historia de un atraco multimillonario a los más pobres. Su contenido, olvidado por tanto escándalo reciente, sirve para entender quien fue realmente JVM. Tal y como dice el prólogo:


Aquí se exhiben expedientes y no se alimentan rumores. Aunque entre 2004 y 2005 más de 60 diputados del PAN en toda la república fueron los destinatarios privilegiados, consentidos y nunca vigilados de los programas sociales del gobierno de Vicente Fox, indigna lo hecho en este 2006 porque pocas cosas pueden ser tan cuestionables como desviar fondos públicos fingiendo que van a utilizarse en auxilio de los mexicanos más pobres.
Esta es la crónica documentada de un atraco multimillonario con recursos de Sedesol para el Programa de Vivienda Rural.
Frente a los 1383.8 millones que el gabinetazo otorgó en dos años a proyectos diseñados, promovidos, gestionados y operados por los legisladores blanquiazules (se detallan en este libro, una por una, las asignaciones millonarias a través de organizaciones que se crearon al vapor), el desvío de 55 millones de pesos que a continuación se sustenta con pruebas documentales, grabaciones y entrevistas podría parecer “de poca monta“.
Sólo que en el ejemplo que se desmenuza existen todos los elementos para configurar delitos graves cometidos por funcionarios de altísimo nivel, entre ellos dos titulares de Sedesol -Josefina Vázquez Mota y Ana Teresa Aranda-, varios funcionarios superiores y medios en esa dependencia, además de diputados federales.
Se les imputa desvío de recursos públicos, tráfico de influencia, ejercicio indebido del servicio público, abuso de autoridad, uso indebido de atribuciones y facultades, cohecho, y delitos electorales.
En muchos programas sociales el gasto ha sido desaseado. La manipulación, coacción, compra y condicionamiento del voto gravitan sobre millones de mexicanos paupérrimos, ha dicho Naciones Unidas. Y hablamos de más de 67 mil millones de pesos solamente en tres de entre 51 programas de ayuda oficial: Oportunidades, Procampo y Seguro Popular. Si se suma todo el gasto social programado para este año electoral, se llega a los 121888 millones.

Una entrevista a Reveles sirve para recordar el decisivo papel de Josefina Vázquez Mota en la trama de la Sedesol y el PAN:

Sedesol & PAN: fusión total

La trama de corrupción que sigue en forma minuciosa el libro de José Reveles fue sintetizada por La Jornada en abril del 2006. En plena campaña electoral, por cierto. Ese es el resumen de la madeja que nace cuando la Federación Nacional de Productores Agropecuarios, Forestales y Pesqueros (Fnpa) interpuso una denuncia ante la Procuraduría General de la República (PGR) por desvío de recursos del programa de vivienda rural y uso político electoral de su padrón de afiliados para favorecer a los candidatos, presidencial, diputados y senadores del PAN.

Fue Arnulfo Montes Cuen, presidente de la Fenpa, quien aseguró que la ex secretaria de Desarrollo Social, Josefina Vázquez Mota, y los diputados Jorge Luis Preciado Rodríguez y José Isabel Trejo Reyes, desviaron los 55 millones de pesos del programa de vivienda aprobados en 2004 para beneficio de 5 mil 437 familias de la organización para las campañas del PAN.

En la denuncia interpuesta ante la PGR el 7 de abril del 2006 , Montes Cuen afirmó que el 2 de febrero de 2005 los diputados Jorge Luis Preciado Rodríguez y José Isabel Trejo Reyes le exigieron transfiriera 27.5 millones de pesos a las cuentas bancarias 014120583 del banco BBVA Bancomer a nombre de Preciado Rodríguez, y a la 4028042489 del banco HSBC de la Asociación Consejo Nacional Agropecuario y Forestal.


“Me negué a realizar esa transferencia; sin embargo, la entonces titular de Sedeso, Josefina Vázquez Mota, ordenó que los recursos del programa, que tendría que haber ejercido el Fondo Nacional para la Vivienda Popular (Fonapo), se trasladaran a la subsecretaría de Desarrollo Social y Humano y que la dirección general de opciones productivas realizara el ejercicio del recurso”.

La entrega de los recursos para las familias beneficiadas inició este año pero a la organización Huehuetepetl Comunitaria, a la que Sedesol adjudicó el padrón de beneficiarios y todos los trámites que durante poco más de un año había realizado la Fenpa. Además, a esas familias que realizaron sus trámites a través de la Fenpa, “les están entregando materiales de construcción por montos mínimos a los aprobados en sus respectivos paquetes de ayuda e inclusive les están pidiendo 2 mil 500 pesos adicionales por recibir esa ayuda”, dijo.

Fenpa se creó el primero noviembre de 2004bajo el auspicio de los entonces secretarios de Desarrollo Social, Josefina Vázquez Mota; Agricultura (Sagarpa), Javier Usabiaga Arroyo; Reforma Agraria, Florencio Salazar Adame, entre otros. Cinco días después, por presunta intervención de la Asociación Regional de Alcaldes para el Buen Gobierno, con sede en Veracruz, cuyo secretario técnico entonces era Montes Cuen, la organización de productores obtuvo 27 millones de pesos para 245 proyectos de vivienda en beneficio de 7 mil familias de 28 municipios. El 18 de enero de este año, Montes Cuen fue uno de los oradores en la gira de campaña de Felipe Calderón en Iztapalapa, en donde aseguró que la organización respaldaba su candidatura.

Ana Lilia Pérez, periodista de Contralinea (Foto: resistencia-moral.blogspot.com)

Pero la “luna de miel con los panistas”, según el propio Montes Cuen -quien también militó en el PRI-, concluyó en el momento de “las presiones” para que el dinero de ese programa lo entregara a la campaña del PAN, además de que, según su versión, ese recurso nunca fue entregado en el periodo previsto y en diciembre del año pasado, Sedesol se comprometió a ejercer ese monto durante los tres primeros meses de este año a través del ramo administrativo denominado adeudos de ejercicios fiscales anteriores.

Pero, insistió el ex priísta que el apoyo se entregó a la organización Huehuetepetl, creada por ambos legisladores del PAN el año pasado a través de sus prestanombres Josefina Plata Dueñas, Carlos Alonso Vázquez, David López Gámez, Eric Vidal Montiel y José Benjamín Chacon Castillo, diputado federal suplente en Yucatán.

Desvío y campaña

Toda una matriz para el desvío de fondos sociales para articular, comprar y mediatizar el voto de las comunidades pobres de México que se vio en operación durante la campaña electoral del 2006. Lo contaba al detalle la revista Contralinea señalando que de acuerdo con una encuesta del periódico Reforma difundida el 3 de julio de aquel año, el 41 por ciento de los beneficiarios de Oportunidades y el 44 por ciento de los inscritos en el Seguro Popular -los dos programas de asistencialismo más importantes de la administración de Vicente Fox- votaron por el candidato del presidente. Una cifra espectacular.

“Josefina vale 20 millones de electores”, comentó por aquel entonces a Contralínea la senadora Noemí Guzmán Lagunas, quien afirma que la ex funcionaria dejó su cargo como titular de la Secretaría de Desarrollo Social para sumarse como principal estratega de la campaña de Calderón Hinojosa. Porqué en el Senado se sabía que dichos padrones serían utilizados por Vázquez Mota para cooptar el voto de millones de familias beneficiadas con el programa, factor esencial para el PAN pues eso representaba el grueso del electorado en zonas rurales.

Exponía la periodista Ana Lilia Pérez, como desde la propia dirección de Sedesol se habría diseñado toda la estratagema del blanquiazul para controlar los votos del asistencialismo, a través de los propios delegados en provincia, quienes tras promover los programas en sus estados respectivos, se dedicaron a hacer campaña a favor de su partido, ya como candidatos a puestos de elección popular.

Después de que denunciara la triangulación y saqueo de recursos del Fondo Nacional de Desastres para la fallida campaña de Santiago Creel, en el que estuvo supuestamente involucrada María del Carmen Segura Rancel, la senadora Noemí Guzmán Lagunes exigió a Josefina Vázquez Mota -con el antecedente de que los colaboradores de Creel y Segura Rangel se refugiaron en Sedesol a hacer los padrones de beneficiados- que entregara esos datos. Tal y como recordaba Ana Lilia Pérez de este esquema de apropiación de lo público fue en:

Chihuahua, estado clave en las elecciones del 2 de julio.Durante los cinco años que estuvo al frente de esa delegación, María Teresa Ortuño Gurza operó nueve programas de Sedesol. Ortuño dejó el cargo el 31 de enero pasado para lanzarse como candidata al Senado por la vía plurinominal, junto con Santiago Creel Miranda. La campaña de Ortuño se basó en “recordar” el apoyo que dio a las comunidades de Chihuahua cuando era delegada de Sedesol. Ortuño dejó en el cargo a Arturo Fuentes Vélez, quien desde enero hasta junio pasado se dedicó a hacer campaña desde Sedesol a favor del blanquiazul.

La historia que no se olvida

Como ex secretaria de Desarrollo Social y coordinadora de campaña de Felipe Calderón. Josefina Vázquez Mota fue esencial en dos aspectos: allegar fondos empresariales para el candidato panista y convertir el padrón de Oportunidades en una base de votantes para su partido usando todas las mañas posibles. Trabajo de excelencia y cinismo que le valió ser toda una leyenda en la escuadra azul.

Los panistas, recordaba Ana Lilia Pérez, empadronaron en el blanquiazul a los beneficiarios de los programas de Sedesol, haciéndoles creer que el programa era una dádiva del PAN y no algo pagado por el erario público, es decir una obligación de la Secretaría de Desarrollo Social de apoyar a las comunidades en situación de extrema pobreza.

Julio Boltvinik, acusador académico de JVM (Foto: std.iiec.unam.mx)

En aquel reportaje de Contralinea Julio Boltvinik, asesor de la ONU en temas de pobreza, explicó detalladamente cómo las comunidades rezagadas de todo el país fueron el principal botín político utilizado por el Partido de Acción Nacional:

“No fueron los candidatos sino los programas de asistencialismo del Estado los que dieron la diferencia. Josefina Vázquez Mota nos engañó, nos hizo creer que nunca, durante éstos casi seis años, la Sedesol hizo creer a los beneficiarios de esos programas que tenían esos beneficios gracias al PAN; en eso no nos dimos suficiente cuenta. En las últimas semanas estaban saliendo datos muy claros de cómo se estaba apoyando a gente inscrita en el programa Oportunidades y a una proporción muy alta de ellos los afiliaban al PAN, en otras palabras, fue toda una operación de Estado para hacer sentir a los beneficiarios que los habían recibido gracias al PAN, y trabajaron bien ese tema de la lealtad partidista. Nos engañaron, nos hicieron creer que quien trabajaba clientelarmente a los pobres eran el PRI y el PRD y los gobiernos locales, cuando era el gobierno federal el que lo estaba haciendo”.

Ante los cuestionados resultados de las votaciones federales del pasado 2 de julio, el investigador de la UNESCO expuso con total contundencia que una parte importante de la manipulación del proceso electoral se estructuró en la Secretaría de Desarrollo Social operada por Josefina Vázquez Mota. Son viejas historias o expedientes negros que hacen de JVM una intocable dentro de la tiniebla panista pero ahora que en la cargada blanquiazul todo son alabanzas a la valiente mujer que quiere llegar a Los Pinos también llega el momento de examinar con lupa su carrera en la administración federal.

La verdad incómoda

Hablamos que en el penúltimo año de la administración de Josefina Vázquez Mota al frente de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), principal entidad responsable de combatir la pobreza en nuestro país, se descubrieron irregularidades por casi 70 millones de pesos en el manejo de recursos públicos.

Según el el informe de la revisión y fiscalización de la Cuenta Pública 2004 que presentó el titular de la Auditoría Superior de la Federación, Arturo González de Aragón, el pasado 30 de marzo, suman 68 millones 302 mil 762 pesos que no fueron reportados debidamente por el equipo de la actual coordinadora de campaña del aspirante panista a la Presidencia.

Tenemos otro expediente negro: ¿Se acuerdan de La empresa Hildebrando, SA, propiedad de Diego Zavala Gómez del Campo, cuñado del otrora candidato presidencial del PAN y hoy presidente de México Felipe Calderón Hinojosa? Pues esta empresa tuvo acceso en 2004 al padrón de beneficiarios de los programas sociales de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), según una denuncia presentada ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH). Acceso dado por Josefina Vázquez Mota, cuando aún era titular de la Sedesol, según la denuncia presentada en primavera del 2006 ante un juez local de lo penal por los queretanos Pedro Morales Zavala, candidato a diputado local por el PRI, y José Manuel Gamboa Tirado, abogado.

El ex gobernador de Chiapas, Pablo Salazar, detenido en junio del 2011 (Foto: milenio.com)

“Existe una gran posibilidad que la información sustraída sobre las bases de datos del Padrón Único de Beneficiarios de los Programas Sociales de la Sedesol pueda ser empleada para influir en las votaciones del 2 de julio próximo”, señalaba la denuncia. Sabemos seis años después que todas las estrategias de cooptación de voto vía programas sociales fueron usadas por el PAN. Y siempre y en todas partes surge el nombre de Josefina Vázquez Mota.

Pero falta revista, en plena caída y prisión del ex gobernador de Chiapas, Pablo Salazar Mendiguchía, el delicado papel de la entonces titular de Sedesol, JVM, en el conocido desvío de fondos para la recuperación de las poblaciones afectadas por el Huracán Stan, un tema apenas investigado pero que en las próximas semanas puede dar un giro inesperado si se sigue el hilo negro que llega de Chiapas al DF. Como recordaba Jorge A. Leyva,

no terminaba de regodearse con las cifras Josefina Vázquez, cuando dos días después, la aspirante blanquiazul a la presidencia de la república perdía gran parte de esa alegría. Y es que precisamente en Cancún -simple coincidencia- la Policía Federal detenía a Pablo Salazar Mendiguchía, ex gobernador de Chiapas. ¿Por qué se le borró la sonrisa a Josefina Vázquez Mota? Pues sucede Josefina al parecer estaría involucrada en un grave caso de corrupción que data del año 2005, cuando la panista estaba al frente de la Secretaría de Desarrollo Social, y Chiapas sufrió los embates del huracán Stan. En ese entonces el gobernador de Chiapas era Pablo Salazar Mendiguchía, a quién Juan Sabines Guerrero, actual mandatario chiapaneco acusa de un presunto desvío por un monto superior a los 11 mil millones de pesos. Un dinero que estaría destinado para reconstrucción de viviendas dañadas por el huracán Stan. El pequeño problema es que Pablo Salazar ha dicho varias veces, que el 70 por ciento de esos recursos los manejó directamente el gobierno federal, vía la entonces comisionada Josefina Vázquez Mota.

La historia es un laberinto donde nada termina de esconderse realmente. Mientras se acerca a la ansiada candidatura panista, Vázquez Mota está demasiado cerca también de la peligrosa luz del pasado que vuelve.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

7 Comments to “Compra de voto en Sedesol: los expedientes negros de Josefina Vázquez Mota”

  1. no es que AMLO no tenga idea de la recesion en la que estamos solo que trata de ser menos subjetivos y enfrenta las verdades que necesita el pais, ademas si quieres ser nulo entonces entonces no harias nada por el pais recordando que un voto hace gran diferencia…

  2. para q el pais sea un pais de deveras q se combata la corrupción q se dejen de pleitos y q esperen q el pueblo decida, para ello q sea con honestidad

  3. Si lo que dices de amlo fuera verdad muchos empresarios no estarian con él. SI ANULAN SU VOTO están votando porque regrese el PRI o siga el PAN.

  4. me parece que los tres candidatos a la presidencia son una reverenda porquería ninguno tiene lo que el país necesita para hacerlo progresar JVM como podemos ver en el articulo no tiene nada que ofrecer en la presidencia EPÑ sigue siendo el mismo incompetente que no ha demostrado nada mas que ser una vergüenza y AMLO no tiene ni idea de la recesión económica en la que nos metería con sus ideas ninguno y absolutamente ninguno es lo que esperamos ni necesitamos. Mejor voto NULO

  5. magnifico trabajo de investigación, pero que se puede hacer ?Pues informarle a los 20 millones de pobres a los que engañaron Josefina y el PAN por medio de unos volantes que deberan repartir todos los que están en MORENA.
    Con la finalifdad de que sepan que la ayuda era federal y que no fué una dádiva del PAN y que fué precisamente Josefina Vazquez Mota la operadora,que además se quedó con parte del dinero para pagar la campaña de Calderón.
    A su vez con la pregunta en ese mismo volante ¿ votarían otra vez por el PAN ahora que saben la verdad ? ¿no se lo merecen verdad?ESTO COSTARA MUCHO,PERO ES LO QUE YO HARÍA DIRECTAMENTE ,PERSONALMENTE,CON TODA ESA GENTE EN PARTICULAR.

  6. esta muy claro que tanto JVM como EPN, por mucho, no son la gente que traería mejoría a México, la unica opcion y perdon por reiterar algo que ya muchos estan diciendo, es AMLO para encabezar el gobierno de Mexico y que el país y su gente mejore,

    Ni un voto al PRI ni al Pan. Para empezar la reconstruccion de México solo con Amlo.

  7. LOS PANISTAS CON SU DISCURSO DE SU DECENCIA