El Norte: Documental

Parque eólico: bosque perenne y metálico con hojas en forma de cuchillas. Amasijos de metal que rentabilizan el viento y exculpan contaminación. Lugar de tránsito de aves, de mercancías y de personas que buscan o que vienen del norte…

El Norte es una investigación audiovisual en el Istmo de Tehuantepec (Oaxaca, México 2008) -tierra Zapoteca, Mixe, Zoque. Ikoot, Chontal- sobre el mega proyecto eólico para la producción masiva de electricidad. Poder energético de exportación y venta a empresas privadas.

El Norte es un trabajo audiovisual que muestra el choque de visiones e intereses entre los habitantes del Istmo y las grandes multinacionales, las contradicciones internas en las formas de vida de los habitantes de la región, pero también sus luchas y sus novedosas maneras para resistir.

Realizado con una cámara digital, una computadora y una banda sonora original, El Norte es un trabajo colaborativo que solamente ha sido posible gracias al apoyo desinteresado de numerosas personas y organizaciones. Está registrado bajo licencia de libre distribución (creative commons), y a diferencia de las empresas protagonistas del proyecto eólico no persigue el lucro.

http://www.youtube.com/watch?v=V_Ni2bN8i7c

Por eso:

Basta de Neoliberalismo!

No al sometimiento imperialista!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

3 Comments to “El Norte: Documental”

  1. Desde tiempos de Santa Ana, el Istmo ha sido una zona apetecida por los imperialistas.
    Despues de apoderarse de Texas, Nuevo México, Arizona y la entonces Alta California, los gringos comprendieron que adquirir territorios implicaba tener beneficios, pero tambien obligaciones y problemas, (la guerra de secesión)
    comprendieron desde entonces que no era conveniente “comprar problemas”, ni siquiera obtener dominios por la fuerza, (lo hubieran logrado fácilmente), Les resultó mucho más benéfico desarrollar un esquema en el que sólo obtuvieran el usufructo de las tierras, sin tener que cargar con los problemas de mantener una población ignorante y hambrienta.

    En la gestión de Juárez, estuvieron a punto de apoderarse de por vida de los beneficios de tránsito libre y gratuito por el Istmo.

    Hoy, ni siquiera merecen el adjetivo de “vendepatrias”, los traidores que regalan a imperialistas de cualquier nacionalidad, tierras, y recursos naturales, que pudieran y debieran ser aprovechadas para impulsar el desarrollo de nuestro país. Son peores que Santa Ana, porque aquel, por lo menos tuvo en su momento la atenuante de haber sido sometido por la via de las armas.

  2. Mi estimado amigo y hermano POKAMA superchido el documental lo he girado con tu enlace a Venezuela y lo he posteado en mis espacios onde la FINCA LA PENSADA tiene conectes ecologistas.

    recibe un saludo y mi agradecimiento al apoyo solidario de la MOVIDA POR LA VIDA, desde tu espacio a la FINCA LA PENSADA.

    abraxo.