El declive programado de Calderón

La “alternancia” que garantiza la no alternancia…

El caso de la ministerio público en Cd. Juárez, Elizabeth Herrera y el empresario torturado por policías, es apenas una entre muchas de las circunstancias fabricadas con el fin de garantizar el declive de Calderón Hinojosa y con él, el de su partido para así preparar el camino de la sustitución de un gerente general por otro, esta vez, impulsado por el priísmo más emblemático de lo que ha sido la institucionalización de la corrupción en México.

Desde hace meses se ha podido percibir una paulatina pero permanente tendencia de todos los medios y actores de la comedia política que padecemos, para la descalificación y la crítica hacia un sujeto al que no tuvieron empacho alguno en reconocer como el Presidente Legítimo y esto a muchos no nos extraña ni sorprende: era de esperarse si nos remontamos a la historia; hacia el año 1982 que marcó la inserción en la administración pública de Salinas de Gortari, recién desempacado de Harvard y portador del programa neoliberal que llegaría para quedarse y cuya implementación quedó garantizada con el convenio sellado con el neo-panismo.

Una de las estrategias apoyadas como parte de un plan largamente concebido, fue la de la “alternancia” o, lo que es lo mismo, el “rentarle” al PAN por dos sexenios, la muy lucrativa presidencia del país y con ello, permitir la recuperación de un PRI severamente dañado en su imagen ante millones de mexicanos. Y fue entonces que, importando de USA Corporation y de España a jefes de ventas (llamados también “asesores”) de productos chatarra como Vicente Fox, se consumó el engaño más sofisticado y malicioso del que hayan sido víctimas los miles y miles de ingenuos votantes que en el año 2000 festejaran el “triunfo de la democracia” al “haber expulsado al PRI de Los Pinos”…(algo muy parecido ocurrió con Obama, por cierto). Y aquí, una de las preguntas obligadas es: ¿es que el PRI alguna vez se fue?  Creo que NO.

Creo que la presencia ominosa del líder máximo del PRI y al que considero el protagonista del II Maximato en Mèxico, Salinas de Gortari, continuó siendo la mano que ha mecido la cuna de donde brotan, succionan y se reciclan decenas de individuos e individuas que han formado parte del grupo encargado de cumplir, al pie de la letra, las instrucciones fondomonetaristas que vendrían a garantizar la enajenación de virtualmente toda la nación en manos del cartel financiero internacional.

Y como Fox y Calderón ya cumplieron con la misión que se les encomendó, ahora viene la etapa en la que es necesario presentar a este último, sobre todo, como el “culpable” de todos los males que nos aquejan cuando en realidad, si bien es cierto que el presidente de facto es culpable de actos de oprobiosa corrupción, el verdadero culpable es el cartel conformado por los mega-empresarios que colocan a sus secuaces (presidentes, primeros ministros, secretarios, directores-gerentes, etc) alternando sólo a los partidos políticos pero conservando la misma ideología: robar a manos llenas e impunemente ad eternum.

Esta operación de recambio conocida como “alternancia política” no es exclusiva de nuestro país; más aún, creo que fue concebida justamente en el vecino país donde les ha funcionado a la perfección con la sustitución de republicanos por demócratas y vice versa, que ha convencido a una población extremadamente sometida al lavado de cerebro mediático, de que efectivamente, son ellos, los ciudadanos, los que “eligen” a su presidente y demás miembros del gobierno.

Creo que Calderón Hinojosa –como le sucede a Obama– está siendo el blanco de todo tipo de ataques como consecuencia de decisiones políticas no tomadas por él de manera autónoma, sino bajo las órdenes de los que son sus dueños en cuerpo y alma: para eso lo compraron invirtiendo millones de pesos o dòlares (o ambos) robados vilmente, por cierto, a los ciudadanos.

Como ocurre en cualquier mafia que se respete, ahora a Calderón le toca “apechugar”, simular que todavía tiene poder –si es que alguna vez lo tuvo– y conformarse con el dinero y la buena vida que se ha dado como pago por sus “servicios” a los capos del cartel financiero internacional.  Ahora le toca a otro secuaz, pero del PRI, tomar por asalto la silla presidencial y dar continuidad al continuismo per secula seculorum…al fin que para eso cuentan con la mediocracia radiofónica y televisiva, el ejército, los Zetas, la SCJN, las policías…todos financiados por quiénes? Aunque nos duela pero así es: financiados involuntariamente por nosotros!

Los principios lo son todo, los hombres no. Benito Juárez

Patricia Barba Avila
Titular del programa Desde la raíz transmitido por Radio La Nueva República los lunes de 22 a 24 hrs y los miércoles de 21 a 22 hrs (hora del Centro)
Miembro del Tribunal Internacional de Conciencia (TIC) – Foro Social Mundial (FSM)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…


Comments are closed.