Injerencia de EEUU en México: Pánico Masivo para el Estado de Excepción

Pánico Masivo; Promotor del Estado de Excepción

La renuncia de los derechos fundamentales como consecuencia del terrorismo gubernamental alentado por la teletiranía

Nunca como ahora, la sentencia “nos tienen miedo porque no tenemos miedo” ha sido más oportuna e imprescindible.

Con creciente enjundia y singular entusiasmo, los medios mercenarios han estado difundiendo la serie de masacres perpetradas contra la población y, específicamente en contra de jóvenes en distintas ciudades de nuestro país, generando en las audiencias un miedo enfermizo ante la rampante violencia fomentada, con toda intención, para la producción de escenarios macabros, espeluznantes que engendran esa sensación de intenso pavor que, en no pocas ocasiones ha orillado a sociedades enteras, a renunciar a sus derechos fundamentales en lo que se conoce como “Estado de Excepción”. Y ahí está el meollo.

Aquí, una de las cosas que habría que preguntarnos es: ¿quienes se benefician con una difusión tan puntual y con lujo de detalles sobre los múltiples crímenes cometidos por la llamada “delincuencia organizada” –que, por supuesto, para much@s de nosotr@s incluye a la mafia que se apoderó de México y que reside dentro y fuera de nuestras fronteras?

Hemos atestiguado, gracias a Wikileaks y a la supina estupidez del que merced de un golpe de estado técnico llegó a Los Pinos, cómo este gris personaje –ilegítimamente llamado “Presidente” de la República– mediante comunicados dirigidos al Departamento de Estado Nortamericano, ha solicitado “ayuda” (léase: injerencia) al gobierno de ese país para “combatir a las bandas del narcotráfico” lo que ha desatado no sólo un escándalo de grandes proporciones sino el intervencionismo cada vez más claro y descarado de agentes armados estadounidenses en las tareas policiacas que le corresponden exclusivamente al Estado mexicano. Sabemos también que una de las fuentes de ingresos millonarios para el vecino país es, sin duda alguna, la venta indiscriminada de armas a todo aquel que tenga el dinero para comprarlas.

Estas circunstancias, entre otras, han sido por una parte, factores desencadenantes de una violencia extrema que cada día se hace más presente en los múltiples y horrendos asesinatos de ciudadanos inocentes cuyos parientes y amigos han iniciado una serie de marchas de protesta por tan intolerable situación. Por la otra, han tenido un papel fundamental en esta escalada de inusitada criminalidad que, obviamente, genera las condiciones idóneas no solo para justificar el intervencionismo norteamericano en cumplimiento del Plan Mérida, sino peor aun, orillar a una sociedad aterrorizada con toda intención, para que apoye dicha injerencia porque “los EE.UU. sí saben cómo hacerlo” y, como funesto corolario, a que renuncie a derechos fundamentales como la soberanía, la autodeterminación, la privacía en su vida personal, el principio de “se es inocente hasta que se demuestra lo contrario” con el fomento de denuncias anónimas de “enemigos” que jamás tendrán la oportunidad de defenderse en un juicio; detenciones arbitrarias y sin la debida orden expedida por un juez, y una serie de violaciones a las garantías individuales que están y seguirán dejando a enormes sectores de la población en la más absoluta indefensión.

No hay que ser una eminencia intelectual para llegar a la conclusión de que quienes se benefician con el terror instilado en la mente de millones, son precisamente los grandes consorcios armamentistas y los petroleros; los primeros por razones más que obvias; los segundos porque mediante la militarización podrán reprimir cualquier movimiento que se oponga a la entrega anticonstitucional de los recursos energéticos, alimentarios y demás a la inacabable codicia del capital privado nacional y extranjero.

El movimiento conocido como MORENA y su principal dirigente, Andrés Manuel López Obrador han repetido, y con toda razón, que se debe cambiar el rumbo del país mediante una revolución pacífica de las conciencias, una regeneración de la vida pública que rescate a millones de mexican@s del creciente empobrecimiento en el que sobreviven, en detrimento del progreso nacional. Una de las razones fundamentales para tan atinado exhorto es, precisamente, el no dar pretexto para una represión de la población inconforme, por parte de soldados y marinos adiestrados por “expertos” importados de USA Corporation Ilimited. La historia nos ha mostrado que una revolución armada, con toda la justificación moral que la sustenta, no resolvería el problema de fondo: la falta de democracia auténtica, es decir, el verdadero poder ejercido por l@s ciudadan@s para diseñar programas sociales en su beneficio.

La aprobación por parte del Senado –que, por cierto, acaba de inaugurar su flamante sede de setecientos millones de pesos– de la llamada “Sociedad Pública-Privada” y que ha pasado inadvertida para una enorme mayoría de la sociedad, es una muestra incontrovertible de la celeridad con la que la mafia en el poder está dando pasos hacia la completa aniquilación de la educación como elemento sine qua non para la consecución de la democracia participativa traducida, entre otras cosas, en la necesarísima ponderación por parte de los distintos sectores sociales respecto de la gravedad de que el FMI, el BM y el Vaticano, impongan las políticas públicas –educativas, fiscales, de seguridad social, etc. y como consecuencia, actuar en contra de la alarmante y creciente privatización de absolutamente todo…

Lo anterior solo puede explicarse por el miedo acusado que experimentan ante la probabilidad innegable de que un gobierno de izquierda, que se oponga a este neoliberalismo depredador, se instaure en México, una nación estratégicamente clave para la continuidad del control que por décadas ha venido ejerciendo el capital extranjero y nacional sobre los recursos que pertenecen, por ley constitucional, a tod@s y cada un@ de l@s habitantes de nuestro territorio.

Los principios lo son todo, los hombres no
Benito Juárez

PBA y EJB

Entradas relacionadas:

¿Qué es la Doctrina del Shock?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

No Comments to “Injerencia de EEUU en México: Pánico Masivo para el Estado de Excepción”

  1. Muy bueno, recomiendo que lo lean y a ti que te publique Proceso!

  2. Oye PoKaMA, te invito a que leas mi post respecto a la reforma de la LSN:

    http://decepcion-finita.blogspot.com/2011/04/la-reforma-con-f-de-fascismo.html

    Saludos!

  3. EEUU con todo su poder nos amenaza nos mata a nuetros hijos migrantes y este gobierno de borrachos no hace nada asta cuando mexicano hasta cuando.
    Tendremos pantalones para defender a nuestro pais antes que no los quiten

  4. gracias por la información F, pues vamos a ver que pasa de aquí al jueves, saludos!

  5. También les facilito un enlace a tus lectores del libro “La Doctrina del Shock” de Naomi Klein, si es que desean leer más sobre el tema: http://www.mediafire.com/?vjibo56zb6lflfw

  6. Siembran el miedo malvados para que el pueblo asustado se refugie en la oracion
    pidiendo a “divinidades” de improbadas facultades que nos den la solucion,
    cuando el cambio esta en las manos explotadas por tiranos recuerden la solucion:
    tumbemos a los bribones nosotros somos millones ¡VENGA OTRA REVOLUCION!

  7. Oye PoKaMa, me acaban de llamar personas que asistieron al mitin convocado por Fernández Noroña y él mismo les dijo que el día de hoy martes 26 de abril no la votarán, al parecer hay mucha incertidumbre entre algunos legisladores pero que no descartaba la posibilidad que lo intentaran nuevamente este vierne así que de requererir una movilización, y que en esta ocasión tendría que ser mayor, la estaría convocando el jueves.

    Saludos.

  8. SALUDOS DESDE LA NORD AMERIQUE

    Y pos citando tu espacio me voy despacio haciendo en esta tierra acciones que sacudan las consciencias de los exilados y latinos…

    http://www.kaosenlared.net/noticia/no-hay-magia-ni-predicciones-alucinadas-son-inferencias-deducciones-fu