Estamos hasta la madre de ustedes, políticos y criminales (Carta abierta de Javier Sicilia)

Carta abierta a los políticos y a los criminales

Estamos hasta la madre…

Javier Sicilia

El brutal asesinato de mi hijo Juan Francisco, de Julio César Romero Jaime, de Luis Antonio Romero Jaime y de Gabriel Anejo Escalera, se suma a los de tantos otros muchachos y muchachas que han sido igualmente asesinados a lo largo y ancho del país a causa no sólo de la guerra desatada por el gobierno de Calderón contra el crimen organizado, sino del pudrimiento del corazón que se ha apoderado de la mal llamada clase política y de la clase criminal, que ha roto sus códigos de honor.

No quiero, en esta carta, hablarles de las virtudes de mi hijo, que eran inmensas, ni de las de los otros muchachos que vi florecer a su lado, estudiando, jugando, amando, creciendo, para servir, como tantos otros muchachos, a este país que ustedes han desgarrado. Hablar de ello no serviría más que para conmover lo que ya de por sí conmueve el corazón de la ciudadanía hasta la indignación. No quiero tampoco hablar del dolor de mi familia y de la familia de cada uno de los muchachos destruidos. Para ese dolor no hay palabras –sólo la poesía puede acercarse un poco a él, y ustedes no saben de poesía–. Lo que hoy quiero decirles desde esas vidas mutiladas, desde ese dolor que carece de nombre porque es fruto de lo que no pertenece a la naturaleza –la muerte de un hijo es siempre antinatural y por ello carece de nombre: entonces no se es huérfano ni viudo, se es simple y dolorosamente nada–, desde esas vidas mutiladas, repito, desde ese sufrimiento, desde la indignación que esas muertes han provocado, es simplemente que estamos hasta la madre.

Estamos hasta la madre de ustedes, políticos –y cuando digo políticos no me refiero a ninguno en particular, sino a una buena parte de ustedes, incluyendo a quienes componen los partidos–, porque en sus luchas por el poder han desgarrado el tejido de la nación, porque en medio de esta guerra mal planteada, mal hecha, mal dirigida, de esta guerra que ha puesto al país en estado de emergencia, han sido incapaces –a causa de sus mezquindades, de sus pugnas, de su miserable grilla, de su lucha por el poder– de crear los consensos que la nación necesita para encontrar la unidad sin la cual este país no tendrá salida; estamos hasta la madre, porque la corrupción de las instituciones judiciales genera la complicidad con el crimen y la impunidad para cometerlo; porque, en medio de esa corrupción que muestra el fracaso del Estado, cada ciudadano de este país ha sido reducido a lo que el filósofo Giorgio Agamben llamó, con palabra griega, zoe: la vida no protegida, la vida de un animal, de un ser que puede ser violentado, secuestrado, vejado y asesinado impunemente; estamos hasta la madre porque sólo tienen imaginación para la violencia, para las armas, para el insulto y, con ello, un profundo desprecio por la educación, la cultura y las oportunidades de trabajo honrado y bueno, que es lo que hace a las buenas naciones; estamos hasta la madre porque esa corta imaginación está permitiendo que nuestros muchachos, nuestros hijos, no sólo sean asesinados sino, después, criminalizados, vueltos falsamente culpables para satisfacer el ánimo de esa imaginación; estamos hasta la madre porque otra parte de nuestros muchachos, a causa de la ausencia de un buen plan de gobierno, no tienen oportunidades para educarse, para encontrar un trabajo digno y, arrojados a las periferias, son posibles reclutas para el crimen organizado y la violencia; estamos hasta la madre porque a causa de todo ello la ciudadanía ha perdido confianza en sus gobernantes, en sus policías, en su Ejército, y tiene miedo y dolor; estamos hasta la madre porque lo único que les importa, además de un poder impotente que sólo sirve para administrar la desgracia, es el dinero, el fomento de la competencia, de su pinche “competitividad” y del consumo desmesurado, que son otros nombres de la violencia.

De ustedes, criminales, estamos hasta la madre, de su violencia, de su pérdida de honorabilidad, de su crueldad, de su sinsentido.

Antiguamente ustedes tenían códigos de honor. No eran tan crueles en sus ajustes de cuentas y no tocaban ni a los ciudadanos ni a sus familias. Ahora ya no distinguen. Su violencia ya no puede ser nombrada porque ni siquiera, como el dolor y el sufrimiento que provocan, tiene un nombre y un sentido. Han perdido incluso la dignidad para matar. Se han vuelto cobardes como los miserables Sonderkommandos nazis que asesinaban sin ningún sentido de lo humano a niños, muchachos, muchachas, mujeres, hombres y ancianos, es decir, inocentes. Estamos hasta la madre porque su violencia se ha vuelto infrahumana, no animal –los animales no hacen lo que ustedes hacen–, sino subhumana, demoniaca, imbécil. Estamos hasta la madre porque en su afán de poder y de enriquecimiento humillan a nuestros hijos y los destrozan y producen miedo y espanto.

Ustedes, “señores” políticos, y ustedes, “señores” criminales –lo entrecomillo porque ese epíteto se otorga sólo a la gente honorable–, están con sus omisiones, sus pleitos y sus actos envileciendo a la nación. La muerte de mi hijo Juan Francisco ha levantado la solidaridad y el grito de indignación –que mi familia y yo agradecemos desde el fondo de nuestros corazones– de la ciudadanía y de los medios. Esa indignación vuelve de nuevo a poner ante nuestros oídos esa acertadísima frase que Martí dirigió a los gobernantes: “Si no pueden, renuncien”. Al volverla a poner ante nuestros oídos –después de los miles de cadáveres anónimos y no anónimos que llevamos a nuestras espaldas, es decir, de tantos inocentes asesinados y envilecidos–, esa frase debe ir acompañada de grandes movilizaciones ciudadanas que los obliguen, en estos momentos de emergencia nacional, a unirse para crear una agenda que unifique a la nación y cree un estado de gobernabilidad real. Las redes ciudadanas de Morelos están convocando a una marcha nacional el miércoles 6 de abril que saldrá a las 5:00 PM del monumento de la Paloma de la Paz para llegar hasta el Palacio de Gobierno, exigiendo justicia y paz. Si los ciudadanos no nos unimos a ella y la reproducimos constantemente en todas las ciudades, en todos los municipios o delegaciones del país, si no somos capaces de eso para obligarlos a ustedes, “señores” políticos, a gobernar con justicia y dignidad, y a ustedes, “señores” criminales, a retornar a sus códigos de honor y a limitar su salvajismo, la espiral de violencia que han generado nos llevará a un camino de horror sin retorno. Si ustedes, “señores” políticos, no gobiernan bien y no toman en serio que vivimos un estado de emergencia nacional que requiere su unidad, y ustedes, “señores” criminales, no limitan sus acciones, terminarán por triunfar y tener el poder, pero gobernarán o reinarán sobre un montón de osarios y de seres amedrentados y destruidos en su alma. Un sueño que ninguno de nosotros les envidia.

No hay vida, escribía Albert Camus, sin persuasión y sin paz, y la historia del México de hoy sólo conoce la intimidación, el sufrimiento, la desconfianza y el temor de que un día otro hijo o hija de alguna otra familia sea envilecido y masacrado, sólo conoce que lo que ustedes nos piden es que la muerte, como ya está sucediendo hoy, se convierta en un asunto de estadística y de administración al que todos debemos acostumbrarnos.

Porque no queremos eso, el próximo miércoles saldremos a la calle; porque no queremos un muchacho más, un hijo nuestro, asesinado, las redes ciudadanas de Morelos están convocando a una unidad nacional ciudadana que debemos mantener viva para romper el miedo y el aislamiento que la incapacidad de ustedes, “señores” políticos, y la crueldad de ustedes, “señores” criminales, nos quieren meter en el cuerpo y en el alma.

Recuerdo, en este sentido, unos versos de Bertolt Brecht cuando el horror del nazismo, es decir, el horror de la instalación del crimen en la vida cotidiana de una nación, se anunciaba: “Un día vinieron por los negros y no dije nada; otro día vinieron por los judíos y no dije nada; un día llegaron por mí (o por un hijo mío) y no tuve nada que decir”. Hoy, después de tantos crímenes soportados, cuando el cuerpo destrozado de mi hijo y de sus amigos ha hecho movilizarse de nuevo a la ciudadanía y a los medios, debemos hablar con nuestros cuerpos, con nuestro caminar, con nuestro grito de indignación para que los versos de Brecht no se hagan una realidad en nuestro país.

Además opino que hay que devolverle la dignidad a esta nación.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

No Responses to “Estamos hasta la madre de ustedes, políticos y criminales (Carta abierta de Javier Sicilia)”

  1. Gracias por seguir comentando señor Arreola. Por lo que dice creo que le puede interesar un documental del cual se ha hablado mucho y que puse en una entrada, este es el enlace Zeitgeist Orientation. Saludos!

  2. Actuando de manera positiva desaparecen muchos de los problemas que nos afectan.
    Ya basta de partidos, ideologias y creencias que solo han servido para dividir a las personas y a los paises.
    Hay tecnologia suficiente para producir e intercambiar todo lo que es necesario para vivir y convivir.
    Hay leyes positivas y negativas. Perfeccionando las primeras y eliminnado las segundas, la gente aprendera facilmente lo justo y lo injusto.
    Con Jurados Populares, las mayorias aprenden a juzgar y nos libramos de jueces.
    Aministradores y supervisores responsables en cada region y Estado de la Republica, son mejores que un Presidente que manda al ejercito y nombra ministros.
    Con el Internet, se puede educar y capacitar a todos con menos costos y mejores resultados.
    El Google Earth por ejemplo, se puede emplear para aprender Geografia en muy poco tiempo y Personal Brain para materias como economia, literatura, biologia, medicina, ingenieria, arquitectura etc.
    Lo que nos divide, son la politica y las religiones, cada continente, tiene un diferente concepto del dios dominante y los ejipcios, los arabes, los judios, los chinos, los mayas etc. tienen ideas muy particulares al respecto.
    Ningun “ïsmo” (comunismo, socialismo, capitalismo, cristianismo, budismo etc.) ha servido para unir, sino que se han empleado para dividir a las personas.
    Acracia o SIN GOBIERNO es una Idea que puede perfeccioarse con unas cuantas normas de conducta, organizacion, disciplina, administracion y supervision para emplear las maquinas y la robotoca de manera adecuada, para que a nadie le falte el trabajo y los servicios de salud, transporte, electricidad y esparcimiento.
    Hay mucho que agregar; pero ya lo publique y me acusaron de repetitivo y de que me estoy promoviendo; pero estos retirado y no me interesa la politica sino el autentico Bienestar General que todos podemos disfrutar con un poco de madures intelectual.

  3. Pues si, la verdad que si es muy trise y deseperante lo que se está viviendo en el pais, y si las marchas y los movimientos de paz y justicia que se han estado organizaando no surten ningun efecto, la verdad que no queda de otra mas que hacer lo que se debio de haber hecho desde un principio, perdirle a Dios que tenga misericordia, porqué mejor no hacemos cadenas de oracion, pero oraciones de poder. muchos dicen que Dios es injusto por permitir que pasen estas cosas, se molestan con el e impudentemente le dicen: ¿Dios, porqué permites tanto dolor? ¿porque nos olvidas?¿donde esta tu justicia? pero la verdad todo ésto ha pasado por nuestra culpa, – porque Dios dice que si mi plueblo se humillase y me buscase, si me amara realmente, yo abriria las ventanas de los cielos, y la tierra hoy veria mi poder.. ,¿cómo queremos respuesta? si nosotros mismos le damos la espalda… si ya no quieremos oir al Dios vivo que con desepracion y de mil formas intenta llamar nuestra atencion..,hoy solo tenemos nuestro oidos en tonterias que ya no valen la pena, ahora solo pasamos horas y horas de rodillas delante de idolos, suplucandoles clemencia a pedazos de piedra que no tiene poder alguno, y mientras, el mundo se hace pedazos…Dios no ha ocasionada nada de los que estamos viviendo,pero algunas veces el permite que estas cosas sucedan con el fin de que sus hijos voten su mirada hacie el y entiendan donde esta la respuesta, la ayuda, el que los ama,,. y no entiendo porque se quejan de las muertes, si nosotros mismos estamos mas muertos que nadaa… ATENCION A TODOS,VOLTEMOS NUESTRA VISTA HACIA ARRIBA Y CLAMEMOS AL DIOS VIVO, pruebenlo, LOS RETO, o acaso segurian esperando haber cuando se arregla todo sin hacer nada relamente sobrenatural?

    en fin DIOS LES BENDIGA, y reflexionemos…

  4. Cuando empezaba a leer tu pregunta ya me imaginaba lo que te iba a responder pero al final tu mismo te respondes, sin embargo quiero que estés atento a la siguiente entrada que publicaré en una media hora con información que espero te deje más claro todo esto y si es posible tú y todos lo difundamos, no podemos quedarnos sin hacer nada, hay que salir a manifestarnos a gritar que sabemos quienes son y que pretenden. Saludos.

  5. Esta situación me genera una pregunta:

    ¿Se volvieron cada día mas políticos los criminales,
    o se volvieron cada día mas criminales los políticos?
    Total, creo que es intrascendente mi pregunta, al fin y al cabo, yo
    nunca he visto gran diferencia entre un criminal y un político.

    Mexicanos bien nacidos, vamos a reconquistar nuestra dignidad..!

  6. “quien cero”:

    1. No creo que el lenguaje violento con el que te diriges a mi persona, haga más por este país de lo que hacen los supuestos ego e ignorancia que me imputas.

    2. Yo no sé por qué tendría que aclararte esto a ti; no me interesa, en general, dar una imagen de intelectualoide a nadie. Pero te lo aclararé, más bien, buscando ayudarte a ti en tu comprensión porque, por lo que veo, es baja y mediocre. Hay que ser muy imbécil para hacer la exégesis que hiciste de mi comentario: por supuesto que Javier Sicilia es un connotado poeta -sobre todo eso- y justo por eso me referí a su mediana celebridad como periodista que, frente a la de poeta y ensayista -a mí parecer- es menor. Y te lo digo: Sí, no he leído su obra, así como no he leído multitud de libros que –me temo- quizá no alcance a leer en vida porque, sencillamente, tendría que dedicarme sólo a leer para alcanzar a leer todo lo que yo deseo leer. Sin embargo –y éste es un sin embargo grande- he estado leyendo prensa mexicana en donde se hace la crónica del evento, en donde se reseña la biografía del poeta, etc. a más de haberme tomado la molestia de -por mi cuenta- indagar brevemente en relación a su obra, de la que espero poder tener mejor conocimiento en algún momento de mi vida. De modo que, antes de emitir una opinión sobre el asunto, me tomé la molestia de informarme. Es raro que alguna vez hable desde el desconocimiento. No es mi modo de proceder. Y espero, por cierto, que tu planteamiento no exija conocer la obra completa del poeta como condición previa a opinar sobre la muerte de su hijo porque, de ser así, tendríamos que hacerle la mordaza a millones de mexicanos. Una actitud bastante autoritaria.

    3. Si tú desconoces tu realidad, me apena por ti. Yo no la desconozco y sé (entre otras cosas, debido a reportajes publicados en revistas connotadas como la propia “Proceso” que denuncian estos hechos) que el clima de inseguridad y toda la violencia al interior de nuestro país están siendo promovidos por EUA a través de sus diferentes agencias (CÍA, FBI, DEA, etc.) en aras de ejecutar la anexión de nuestro nación a su corredor de seguridad y comercio consignado en la ASPAN. En “Contralínea”, por ejemplo, en reportaje del 21 de febrero pueden leerse las siguientes aseveraciones:

    “Un general de división en activo, que actualmente ocupa un alto cargo en la Sedena, señala que muchos de los actos violentos en territorio nacional son inducidos para que la sociedad mexicana acepte la intervención. La propia Sección Segunda del Ejército, encargada de inteligencia militar, habría encontrado indicios de que la CIA realiza actividades de desestabilización en el país.”

    “Los militares reafirman lo declarado a Contralínea el año pasado, publicado en la edición 209 del 21 de noviembre de 2010: existe un plan injerencista llevado a cabo por Estados Unidos y al que se ha sometido el gobierno de Felipe Calderón. Gran parte de la violencia es provocada para que las instituciones castrenses y la sociedad mexicana acepten no sólo que agentes estadunidenses trabajen en México, sino que, incluso, efectivos militares ingresen a “combatir” a los cárteles de la droga.”

    “Clinton vino a imponer más agentes de sus agencias que ya están funcionando en México”, es decir, la ICE, la agencia antidrogas (DEA, por sus siglas en inglés), la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés), la Oficina Federal de Investigación (FBI, por sus siglas en inglés), la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por sus siglas en inglés) y el Pentágono. “Pero también vino a imponer una ‘fuerza de tarea’ compuesta por efectivos de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos que van a realizar operativos en territorio mexicano”.

    4. Justo porque me duele profundamente el dolor del poeta y la muerte de estos jóvenes es que, desde mi trinchera alzo la voz y digo: éste no es un hecho aislado, no es casual la muerte de esta gente. Y no, no guardaré silencio. No voy a guardar silencio porque no quiero ver más a hijos de poetas –o no poetas- morir. ¿Qué no lo ves? Cualquiera fuera de la capital –último reducto de este país que, por cierto, concentra a los tres poderes- puede morir a instancias de una bala perdida o al ser “confundido” por algún cártel. ALZO MI VOZ EN CONTRA DE ESTAS MUERTES Y DE CUALQUIER OTRA MUERTE porque son resultado de una farsa.

    5. Por otra parte, no me lo tomes a mal, pero tus faltas ortográficas (escribir “ansiedad” con “c” cuando, claramente, va con “s” e “insistiendo” también con “c”, no me revela que tu cultura provenga de vetas más profundas que las vetas televisivas). Pero, bueno, hay de todo entre las masas de intelectuales en el país y ni hablar.

    6. Respondas o no, para mí aquí finaliza mi interlocución contigo. Una persona tan violenta como tú no es meritoria de ningún diálogo. Horror.

    Eleutheria.

  7. @Quien cero, creo que has mal interpretado a Eleutheria, para nada es una persona con educación televisiva y no está faltando al respeto a la familia.

    Quiero añadir un fragmento de la revista Proceso que salió hoy:

    “Ante el crimen atroz del hijo de un gran escritor y periodista de Proceso permítame señalar que pareciera otro ataque contra los periodistas que resultan incómodos para el régimen militar encabezado por Felipe calderón…” y continúa, está firmado por el Actuario Fernando Quiñones.

    http://www.proceso.com.mx/rv/hemeroteca/detalleHemeroteca/153697

    Creo que estás muy sensible como la mayoría lo estamos pero estás exagerando en tu respuesta al comentario de Eleutheria. Saludos.

  8. Gracias por el enlace y por tu opinión del blog 🙂

  9. Ya lo hicieron, por desgracia, está desaparecido Gabotex, alguien a quien solo conozco por el nick en el chat de Radio AMLO y porque lo he visto poner comentarios en foros, te dejó el enlace: http://pocamadrenews.wordpress.com/2011/03/31/%c2%a1vivo-se-lo-llevaron-vivo-lo-necesitamos/

    No he sabido de nuevas acciones para exigir su presentación con vida porque hasta donde se no ha aparecido 🙁 espero lo publiques en tu blog y lo difundas por e-mail, saludos!

  10. Para Eleutheria.
    Molesta encontrar escritos embusteros al píe de una carta, que redactada con el mejor lenguaje posible; sencillo y claro; para que hasta un infante pueda comprender el mensaje que procede del corazón de una nación, incluso, del corazón del ethos de la nación. Desgraciadamente la gente esta incendiada por su propio ego y cegada por su ignorancia tanto que ya no sorprenden los comentarios como este; “no me parece casual que hayan asesinado al hijo de un periodista medianamente connotado; debido a la cierta celebridad de este periodista, es inevitable que la noticia cobre mayor notoriedad entre la sociedad. ” “concediendo que su muerte sea una mera casualidad” Primero quiero aclararte que Javier no es un periodista mediana mente connotado, o quizá lo sea desde tu evidente educación televisiva -siendo el caso disculpa lo jodido de mi ofensa- ya te decía que no es un periodista de la condición que vociferas; debías leer todos sus textos filosóficos, su obra en prosa y su obra poética completa para que tengas en cuenta que este es un caso que mancilla, por un lado, a las letras mexicanas y por otro a una familia Entera. No se trata de una luminaria o de una celebridad como mencionas. Las especulaciones imbéciles como la segunda puesta entre comillas, degradan y entorpecen la visión y el por venir de nuestro entorno; Javier a su llegada pidió que se evitarán para no caer de nuevo en la intrincada telaraña de falaciaas y mentiras fomentadas también por estas actitudes. Indigna de veras la soberbia de personas como tú, que formulan comentarios que quieren ser “intelectualoides” desde la comodidad de su -reitero- ego. De lo demás del comentario sería absurdo opinar, como sería absurdo hacerlo si el caso que se trata no fuese absolutamente serio y tracendental, y como si la familia que llora y el hombre que habla, clama por lo que aún nos corresponde fuesen parte de un capítulo de telenovela a la que según veo, estás dada. Esta gente tiene derecho a ser respetada, el cuerpo de su difunto hijo y de los demás jóvenes también, y si ante esto la anciedad escruta -sigo incistiendo- nuestro ego lo mejor será -aquí sí- guardar silencio.

  11. Creo recordar que ya lo habías linkeado desde aquí 😀

    Bueno, lo que sea.

  12. Bueno, ya sé que este espacio tuyo está a la vanguardia en la tarea de informar (desde fuentes fidedignas), a pesar de ello, comparto este link (nunca está demás):

    http://contralinea.info/archivo-revista/index.php/2011/02/27/eu-impondra-a-mexico-una-fuerza-de-tarea-en-territorio-nacional/

  13. No he sido nunca, per se, una mujer violenta, pero dudo que si -llegado el momento- atacan a uno de los nuestros -como si nuestros compatriotas no lo fueran ya-, olvidaremos todo pacifismo y mudará a rabia, a sed de venganza que es, justamente, el sentimiento -y no es para menos- que embarga hoy a Javier Sicilia.

  14. HERMANOS MEXICANOS HAY QUE SALIR A LAS CALLES NO PERMITAMOS QUE ESTA GENTE DESALMADA ACABE CON NUESTRO ESPIRITU DE LUCHA, NO VAMOS A TERMINAR EN LAS GARRAS DE ESTOS SERES QUE NO TIENEN NINGUN RESPETO NI VALOR POR LA VIDA DE SUS SEMEJANTES, VAMOS A LEVANTAR LA VOZ DE FORMA PACIFICA PERO ENERGICA!, HAGAMOSLO ESTA ES UN OPORTUNDAD DE HACER ALGO POR NUESTRA SOCIEDAD, POR NUESTRA FAMILIA!! POR NUESTRO MEXICO!!! POR QUE DIOS NO NOS DIO UN ESPIRITU DE COBARDIA SINO UN ESPIRITU DE FORTALEZA DE CARIDAD Y DE TEMPLANZA QUE NO SE NOS OLVIDE!!!

  15. PUES CREO QUE LLEGO ELMOMENTO DE EMPEZAR A MANIFESTARNOS, YO ESTOY DE ACUERDO CON JAVIER SICI— LIA,ESTAMOS HASTA LA MADRE QUE ESTOS GOVIERNOS A NIVEL MUNICIL,ESTATAL Y FEDERAL SIGAN COMO SI—NADA ESTUVIERA PASANDO EN NUESTRO PAIS,HOY TAMBIEN MATAN A UNJEFE DE LA POLICIA EN GUANAJUATO— ESTO ES EN TODO EL PAIS VAMOS A MANIFESTARNOS CONTRA LOS POLITICOS Y GOVERNANTES PORQUE NO SIR- VEN PARA NADA.

  16. Hola Eleutheria, acabo de estar leyendo otra más de tantas corruptelas que van saliendo y decía “piensa mal y acertaras” en este asunto se aplica también, parte del los componentes de la guerra de cuarta generación es el factor psicológico, el shock social. Espero igual que tú, que reaccionemos con valor, con precaución pero que protestemos que salgamos el 6 de abril y cada que sea necesario a protestar, y si apuestan por escenarios peores, lo tendrán más difícil, no lo podrán controlar mientras nuestras protestas sean pacíficas, con toda la indignación pero pacíficas, además, un factor importante será cuánta gente salga y en cuántas ciudades ocurran las manifestaciones, entre más seamos más complicado para ellos aunque viendo como ha respondido la sociedad en otras ocasiones temo que no sea la cantidad de gente suficiente para hacer un verdadero cambio. Si estuviéramos más comprometidos y organizados como verdaderos ciudadanos, no se la acabarían pero por desgracia nos falta mucho para eso.

    La anexión es ya un hecho, desde el año pasado, los acuerdos del ASPAN así lo establecieron, 1 de enero de 2010, qué tanto más intervendrán, no lo se pero será hasta satisfacer sus necesidades.

  17. El primer comentario sin el par de errores con que llegó primero:

    Dirás que estoy paranoica, pero no me parece casual que hayan asesinado al hijo de un periodista medianamente connotado; debido a la cierta celebridad de este periodista, es inevitable que la noticia cobre mayor notoriedad entre la sociedad. En el propósito infame de justificarse la anexión de México a EUA, van a matarse primero a unos varios compatriotas y, ante tal hecatombe, la única solución viable será que daddy USA venga al rescate, a poner todo en orden.

    Todo este teatro no me ha inmutado en todos estos años, salvo por la implementación de utilería real, humana. Me pregunto qué pasaría si en lugar de sentir miedo, mostrásemos indignación y valor. Supongo que cualquier escenario está contemplado y que para cada uno de ellos ya tienen un contraescenario a implementar. Más o menos así: si reaccionan con miedo y replegándose la población, mejor, así más rápidamente logramos el control total del país; si reaccionan queriendo sublevarse, bueno, que mueran como blanco de alguna bala perdida en el contexto de la lucha anti narco, etc.

  18. Por otro lado, concediendo que su muerte sea una mera casualidad, lo que vendría a revelar dicha muerte –la del hijo de Sicilia y sus amigos- es que este país está absolutamente fuera de control; cualquiera que salga de la capital, puede ser muerto en cualquier lugar, a cualquier hora, en cualquier instante; parece que el D. F. es ya el único reducto que queda para vivir.

    Pregunta, ¿qué podemos hacer?

  19. Trackbacks