Informe Emergencia en Japón: La catástrofe nuclear oculta. La contrastante acción de USA con China y Rusia y riesgos para América del Norte

En California localizan material radiactivo procedente de Fukushima

Crisis nuclear oculta

Extractos de los informes del periodista japonés Shimatsu Yoichi (*) (Traducido por PoKaMa con ayuda de Google)

(…)

La tendencia recurrente a negar los errores sistémicos – “con el fin de evitar el pánico público” – tiene sus raíces en la determinación de una burocracia atrincherada para protegerse a sí misma más que cualquier otro propósito declarado de servir a la nación o su pueblo. Esa es la regla tácita de oro en la mayoría de los gobiernos, y el punto es que Japón no es la excepción.

¿Así que lo que hoy está siendo silenciada es por orden del gobierno de Tokio? La versión oficial es que las cinco plantas de energía nuclear en el noreste están bloqueados, seguras y sin fugas. La realidad encubierta es que al menos una de esas Plantas de Energía Nuclear de Fukushima, manejadas por la empresa Tepco, se encuentra bajo una alerta de emergencia… La casa de máquinas Fukushima es una de las más grandes del mundo con seis reactores de agua en ebullición.

(…)

La Agencia de Seguridad Industrial de Japón informó de que los isótopos radiactivos de cesio y yodo fueron detectados por una estación de monitoreo en la Planta de Energía Nuclear de Fukushima I. La presencia de estas sustancias en muestras de aire es un indicador seguro de que una reacción en cadena incontrolada ha comenzado. Las barras de uranio sobrecalentado han pasado a través de sus carcasas metálicas de protección y han comenzado la fisión nuclear. El anuncio de la agencia reguladora dio un vuelco a lo dicho antes por TEPCO (operador de la planta) que todas las barras de uranio estaban intactas.

(…)

Los trabajadores nucleares reiniciaron el bombeo de agua fría en el reactor, se ven obstaculizados por réplicas de más de 6 grados Richter. El operador de la Planta (TEPCO) ordenó la liberación de vapor del reactor recalentado porque la presión interna era dos veces superior a los límites admisibles para los que fue diseñada originalmente. Funcionarios de la planta dicen que el vapor de agua se está filtrando de partículas radiactivas. Fuera de la planta, sin embargo, la estación de monitoreo detectó niveles de radiación 8 veces superior a lo normal, lo que indica que había una fugas o había un mal funcionamiento del filtro.

Tres de los seis reactores de la Planta de Energía Nuclear TEPCO de Fukushima, estaban operando en el momento del terremoto. El fallo de los generadores de emergencia causó un aumento significativo de las temperaturas en el interior del Reactor I (46 MW) y del Reactor II (784 MW).

El gobierno japonés envió durante la noche generadores de energía a las plantas con el fin de reiniciar las bombas de refrigeración. Las baterías de respaldo en las instalaciones que hacen funcionar el sistema de control se agotaron a las 8 horas del apagón. Las autoridades han usado robots a control remoto para la reparación de los reactores porque el interior no es seguro para los empleados humanos.

Impacto en América del Norte:

La corriente del Pacífico actualmente fluye hacia el este directamente hacia los Estados Unidos. En el caso de una crisis importante y la liberación continua de gran volumen de radiactivos, las partículas en suspensión irán a través del océano en las bandas que cruzan las mitades sur de Oregon, Montana y Idaho, todo California, Nevada, Utah, Colorado, Wyoming, las Dakotas, Nebraska y el norte de Iowa y hasta Wisconsin e Illinois, con la posibilidad de una mayor hacia el este en función de la dirección del viento en la superficie. (PoKaMa: ¿y el noroeste de México? ¿qué ha dicho nuestro gobierno?, NADA IMPORTANTE)

La mayoría de las partículas pueden viajar en la alta atmósfera, con precipitaciones que dependen de las zonas de baja presión y las temperaturas en los EE.UU. Si se puede contener una fusión en Fukushima, una pequeña cantidad de partículas se dispersará en la atmósfera con poco efecto inmediato sobre la salud humana y animal.

Otro factor climático que debían tomarse en cuenta es la posibilidad de que una variable de “El Niño” envíe la corriente del Pacífico más al norte, provocando consecuencias en el oeste de Canadá y un número mayor de territorio de EEUU.

(…)

Si se detectan en algún momento niveles de radiación muy altos, una táctica potencial para disminuir la contaminación de América del Norte es que los EE.UU., Canadá y las fuerzas rusas de aire siembren nubes sobre el Pacífico al noroeste para crear un frente de baja presión y haya precipitación para reducir al mínimo la masa de partículas que lleguen al continente.

“Los chicos de las Buenas Noticias”

(Desde el domingo 13 de marzo) Tras una reunión de alto nivel convocada por el primer ministro, las agencias japonesas ya no tienen la libertad de informar sin la aprobación previa de una autoridad superior. La censura se lleva a cabo tras la imposición del artículo 15, Ley de Emergencia. El silenciamiento Oficial de las malas noticias es una forma educada de tranquilizar al público. De acuerdo con el secretario del Gabinete, el calor del reactor se reduce y los niveles de radiación están bajando. El Contenedor de la Unidad 1 del reactor no se rompió a pesar de la explosión que destruyó su edificio.

Entonces, ¿qué causó la explosión que voló el techo de hormigón armado y las paredes? Silencio.

Sí, no hay nada de qué preocuparse, los residentes simplemente quédense en casa, apague su aire acondicionado y no respiren profundamente. Todo el mundo vuelva a dormir.

La fuga de radiación en la central nuclear de Fukushima N º 1 es oficialmente designado como un “4” en la escala internacional de sucesos nucleares, de 7. Este es el mismo nivel crítico que se dio a un accidente menores ocurrido hace algún tiempo en la planta de Tokaimura, en Ibaraki. Técnicamente, no hay comparación. Tokaimura no sufrió una fusión parcial.

Basta ya de Buenas Noticias

El alcalde de la ciudad de Tsuruga, foco de los problemas con el reactor de Monju, en la prefectura de Fukui, no está aceptando la explicación débil de Tokio sobre la explosión en Fukushima y exigió a la Agencia de Seguridad Nuclear e Industrial llevar a cabo una investigación inmediata en todos los puntos.

Un equipo de especialistas médicos del Instituto de Salud Nacional de Radiología, voló en helicóptero desde Chiba a un centro de campo a 5 km de la Central Nuclear N º 1, y encontró radiación en tres residentes de un grupo muestra de 90. Durante la noche el número de civiles afectados se disparó a 19, pero en otros conteos ascendía a 160. La zona de evacuación se amplió de 10 km a 20 km.

Un tercer reactor, la Unidad 6, ha perdido su sistema de refrigeración y se recalienta, junto con los reactores 1 y 2.

La planta nuclear N º 2 de Fukushima, más al sur, está rodeada por un muro de silencio mientras una evacuación tranquila se está llevando a cabo.

Los bomberos están bombeando agua de mar en los tres reactores sobrecalentados de Fukushima. El suministro de agua dulce obligatoria, no está presente, presumiblemente debido a la contaminación del agua por el tsunami. Un experto nuclear estadounidense ha llamado a esta medida desesperada el equivalente de un “Hail Mary pass” (N. del T. jugada que se hace para poder anotar cuando el tiempo se agota y se va perdiendo).

Así, el Primer Ministro debe estar esperanzado que la pequeña comunidad cristiana de Japón ore fervientemente. Porque ahora, Japón y gran parte del mundo viven en una plegaria.

Jugadores y no oraciones

EE.UU: La Casa Blanca envió un equipo para consultar con el gobierno de Naoto Kan. En lugar de enviar a expertos del Departamento de Energía y la Agencia de Seguridad Nuclear y el Departamento de Salud, el presidente Obama envió a los representantes de la USAID, que es la tapadera de la CIA.

La presencia de estos ineptos paranoico no hace sino confirmar las sospechas de un alto nivel de encubrimiento. ¿Por qué la CIA está preocupada por el desastre? Hay cuestiones de seguridad como que sus “enemigos” regionales de Pyongyang, Pekín y Moscú, manejan mejor la crisis ya que China y Rusia han ofrecido ayuda civil completa.

En segundo lugar Estados Unidos está coordinando una campaña pública a su favor. sincronizada con las actividades de socorro del portaviones nuclear USS Ronald Reagan. Muchos japoneses se alarmarían con los buques de la Armada de EEUU, que les recordaría la campaña de bombardeo en la Segunda Guerra Mundial, y el ruido de los helicópteros sería como si Sendai fuese Danang en Vietnam en 1968. Todos los ejercicios de “ayuda” huelen a una estafa dirigida a mantener bases militares de EE.UU. en Okinawa y subrepticiamente en un campo de tiro de la Fuerzas de Autodefensa japonesas a los pies del Monte Fuji.

En tercer lugar, para garantizar la custodia de la Basea de la Fuerza Aérea de Misawa golpeada por el terremoto y ubicada en la Prefectura de Iwate. Misawa, es el centro de la guerra y el espionaje electrónico de alta tecnología de EE.UU. en el este de Asia, con su flota P-3 Orión y una antena espionaje ECHELON.

La República Popular China: En contraste con las intenciones de Washington, China, en una medida sin precedentes ha enviado un equipo de emergencia a Japón. Sin saberlo el mundo, China tiene una experiencia líder en el mundo en la extinción de fusiones nucleares y el bloqueo de fugas de radiación en sus minas de uranio y las centrales nucleares militares (desde el año 2003) …el desarrollo de China consiste de mezclas de minerales que bloquean la radiación casi en su totalidad…

Rusia: Moscú también está ofreciendo ayuda incondicional, a pesar del conflicto territorial con Japón sobre cuatro islas del norte. La Fuerza Aérea de Rusia y sus bases en Kamchatka y las Kuriles, podrían desempeñar un papel clave en la siembra de nubes para evitar que las partículas radiactivas que van a la deriva por el océano Pacífico lleguen a Estados Unidos. Los estadounidenses deberían aprender a actuar como jugadores en equipo en una comunidad internacional, especialmente ahora que la vida de sus propios hijos estará en juego en caso de un colapso total en Fukushima.

Canadá: la meteorología se está volviendo cada vez más interesante, a pesar de la actitud de los escépticos del calentamiento global. Un capricho de la naturaleza llamado “la variable de El Niño”, podría empujar a la corriente en chorro del Pacífico hacia el norte, si se produce esta primavera, es decir, el oeste de Canadá y más estados de EE.UU. podrían encontrarse a lo largo de una corriente de precipitación radiactiva llegada desde Japón.

(*)Yoichi Shimatsu actualmente trabaja para Fourth Media (China) fue editor del Weekly Times Japón, ha cubierto los terremotos de San Francisco y Kobe, participó en la operación de rescate inmediatamente después del tsunami del Océano Índico en 2004 y dirigió la investigación de campo para un informe de los fallos del diseño arquitectónico estructural que llevó a la cifra de muertos por el tsunami en Tailandia.

Fuentes: Global Research (Canadá) y Fourth Media (China)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

No Comments to “Informe Emergencia en Japón: La catástrofe nuclear oculta. La contrastante acción de USA con China y Rusia y riesgos para América del Norte”

  1. Sigue con este pedazo de verdad en un mundo donde los patéticos “poderosos” quieren tapar la verdad con su asqueroso trasero.

    El momento que vive Japón y el riesgo que percibe me hace pensar en lo que sufrió Chernobyl, espero y las tácticas Chinas junto con las de Rusia logren minimizar la catástrofe que viven los nipones en este momento. Sigue recolectando noticias sobre la central nuclear de Fukushima porque como nos habremos de dar cuenta, no hay mucha información al respecto.

    Conforme a Estados Unidos, es la madre de la pendejez que ni por sus propios hijos se preocupan, siempre es querer sabermas que uno y creer que son los dueños de todo, al fin asi es como perecerá esa nación.