Carta a Sergio Aguayo con motivo de su intervención en la Mesa Política del noticiero de Aristegui

EN ARAS DE LA CONGRUENCIA Y LOS PRINCIPIOS… CARTA A SERGIO AGUAYO

Distinguido Sergio,

Hoy 21 de febrero del 2011, fecha paradigmática en muchos sentidos, le dirijo el siguiente comentario con el respeto de siempre y, sobre todo, con el derecho inalienable y el deber también, que nos asiste a tod@s para analizar con profundidad y responsabilidad lo que leemos, escuchamos y vemos en los medios escritos y electrónicos.

Me quiero referir a la  mesa que Carmen Aristegui sostuvo hoy, como lo había venido haciendo todos los lunes y en la que participan usted, el connotado historiador y politólogo Lorenzo Meyer y la Sra. Denise Dresser quien, en esta ocasión, estuvo ausente. En específico, quiero tocar uno de los temas que Carmen sugirió y que se relaciona con la solicitud de licencia que Andrés Manuel López Obrador presentó ante el Consejo Nacional del PRD, misma que usted calificó  prácticamente como una acción de corte individual y, si entendí bien, egoísta, pues en su opinión, López Obrador no estaba enfocándose en lo que le convendría a la sociedad, en este caso, una alianza de un instituto político que representa a la izquierda partidista y otro que, desde su fundación en 1939, se ha basado en prácticas totalmente contrarias a la política social en beneficio de  las mayorías, si  nos remitimos a la historia.

Por otra parte, usted mencionó la “alternancia” que había tenido lugar en el año 2000 con el triunfo de Vicente Fox que lo llevó a Los  Pinos merced de una campaña engañosa en la que, como usted y much@s sabemos, participaron asesores españoles  y norteamericanos –en violación del marco constitucional– y que tuvo como lema “el cambio”, frase que fue capaz de manipular a  millones de ciudadan@s cansados de la inmensa corrupción que ha caracterizado al Partido Revolucionario Institucional desde hace décadas, haciéndolos pasar por alto el induscutible maridaje entre el PRI y el PAN… y  aquí le pregunto, Sergio, si hubo tal alternancia, cuando los acontecimientos anteriores y posteriores a la elección de aquel año han demostrado, sin lugar a dudas, que el cambio y la alternancia fueron sólo en apariencia, es decir, gatopardianos y derivados de un acuerdo largamente contemplado por el Consenso de Washington y los poderes fácticos en nuestro país, con el fin de establecer en México un sistema mercadológico-electorero similar al prevaleciente en los E.U. y favorable a los intereses de las grandes corporaciones y su inacabable codicia.

Por  otra parte, nos  hemos enterado de que Alianza Cívica, entidad que usted encabezó en algún  momento y que a raíz del levantamiento zapatista, tuvo un papel toral en la vida pública del país, ha consentido en llevar a cabo una consulta patrocinada por la cúpula controlada por Jesús Ortega, Jesús Zambrano et al dentro del PRD y, por  otro lado, por la elite dentro del PAN –incluyendo, obvia y paradójicamente a Carlos Salinas–responsables en gran  medida, del fraude que contra la voluntad de millones de mexican@s y contra Andrés Manuel López Obrador, el candidato del PRD, PT y Convergencia se perpetró en el 2006…

…y le dirijo otras preguntas:  ¿es acaso el apego a los  principios, que son la columna vertebral de seres humanos que se respetan a sí mismos, un berrinche? ¿Es acaso el pluralismo equivalente al desdibujamiento de convicciones que dan solidez a instituciones que, en teoría (Art. 41 constitucional) deberían fomentar la más amplia participación social en las competencias por los puestos de servicio público (Arts. 35 y 36 de la Carta Magna)?  ¿Es acaso, el mantener la congruencia entre lo que se dice y lo que se hace, un acto criticable o es, por el contrario, una actitud que much@s deberíamos asumir para construir el camino que regenere la República (la cosa pública) con vistas a la consecuciòn de la genuina democracia (poder popular)?

¿Es, en suma, el pragmatismo exacerbado la respuesta para la grave crisis tanto económica como de valores que padecemos? Porque esa alianza impensable entre el PRD y el PAN es precisamente eso: un pragmatismo a ultranza que implica la renuncia de una ideología que, por varios años, principalmente durante el sexenio salinista, le costó al PRD alrededor de 500 muertos, como muestra inapelable de la auténtica oposición al neoliberalismo que por mucho tiempo representó el Partido de la Revolución Democrática.

Y, si bien es cierto que ni el PT ni Convergencia se han comportado cabalmente y en todo momento, como autènticos impulsores de la más amplia participaciòn polìtica ciudadana, también es cierto que, dado el entramado electoral instituído a través del COFIPE –una ley secundaria violatoria de la Constitución– por Salinas de Gortari y tendiente a limitar las candidaturas ciudadanas, en el crucial 2012 esta circunstancia orillará a que el potencial candidato por el PT y Convergencia (junto con las bases del PRD no cooptadas por los “chuchos” y la derecha), emplee el registro de estos dos institutos políticos para que le sea posible contender por la Presidencia de la República enarbolando un Proyecto Alternativo de Nación que ha sido ampliamente difundido a nivel nacional y que incluye planteamientos que, a todas luces benefician al grueso de la sociedad pero  afectan los intereses de la elite en el poder.

Si hay algo que ha distinguido, Sergio, el actuar de Andrés Manuel López Obrador, ha sido la manera directa y amplia de relacionarse con el pueblo de México, tan larga y dramáticamente ignorado por aquéllos que se dicen “servidores públicos” pero que han demostrado estar a las órdenes de un puñado de mega-empresarios aquí y allende las fronteras, a quienes les asusta sobremanera la llegada de un gobierno de izquierda auténtica que impulse el establecimiento del poder popular, pues eso amenazaría sus millonarios intereses.  Y ha sido ese contacto franco y sin protocolos ni obstáculos lo que ha generado un movimiento ciudadano que ya cuenta con millones de participantes, cada vez más convencidos de que deben tomar las riendas de su destino desde ya, durante y después del 2012.

No puedo dejar de expresarle mi sorpresa al escuchar las opiniones vertidas por usted en la mesa politica de hoy en MVS, sobre todo por tratarse de un hombre de buena voluntad –al menos así me lo demostró no sólo cuando mandó una carta a La Jornada denunciando las amenazas de las que he sido vìctima por parte de agentes gubernamentales, sino en otras posturas respetables en bien de la vida pùblica del país.

Concluyo esta carta respetuosa a usted, manifestándole primero, que siempre he combatido el culto a la personalidad y que he sido crítica de las decisiones que varios líderes de izquierda han adoptado y, por ello, estos comentarios no son impulsados por una actitud ciega y parcial hacia López Obrador sino por una cuidadosa ponderación de lo que significan la congruencia, los principios y el jamás olvidar la historia, porque quienes lo hacen, están condenados a repetirla.

Respetuosa y cordialmente,

Patricia Barba Ávila
Consejo Nacional de Comunicadores Ciudadanos, A.C. (CONACC)
Titular del programa Desde la raíz transmitido por La Nueva República todos los lunes de las 22 a las 24 hrs y todos los miércoles de las 21 a las 22 hrs en: http://larnr.org

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

No Responses to “Carta a Sergio Aguayo con motivo de su intervención en la Mesa Política del noticiero de Aristegui”

  1. Creo que Sergio Aguayo ya se contagió de 2 de sus colegas del canal 11, la gran mayoría del pueblo pensante no nos interesamos en ningun partido, pero si de elegir se trata yo voto por AMLO; acaso a Aguayo ya se le olvidó el IVA, el FRAUDE, la corrupción e hipocresía del PAN, la pésima gestión federal, el estado laico y el estado de derecho que cínicamente no respeta el PAN y sin exagerar MIL ARGUMENTOS MAS para no votar por el PAN…Andres Manuel debe desmarcarse de la Sra. Bejarano, es difícil, pues debe jugar bien sus piezas para sacar a la Mafia, pero es incongurente…Encinas es inteligente y claro, desde un principio se manifestó en contra de la alianza, no se trata de ver “lo que opina la gente”, pues seríamos muy CANDIDOS al no darnos cuenta sólo acudió a votar una facción, INTELECTUALES UTILIZEN SU INETLECTO Y SOBRE TODO LA DIGNIDAD Y LA ETICA; de Denisse ni hablamos, es idéntica a su tocaya….

  2. Es un gusto enorme leer el comentario tan honesto y tan congruente de esta gran señora PATRICIA BARBA AVILA, no vi el programa para formarme un juicio sobre el tema tratado, pero me ha bastado esta carta para enterarme del contenido, no me queda mas que manifestarle mi admiracion a esta gran señora…Felicidades!!!!!!!

  3. Trackbacks