Minera México no protege ni a sus grupos de choque en la mina de Cananea: 7 policía accidentados, uno muere y esto ha sido ocultado

Minera México no protege ni a sus grupos de choque ni a sus esquiroles en la mina de Cananea

Pese a su escándalo al ocupar la mina, mantiene las mismas pésimas condiciones de inseguridad y falta de salud que orillaron a estallar la huelga

7 policías federales se vuelcan en cubas de ácido sulfúrico; uno de ellos muere; la empresa lo oculta

Como demostración de que sólo es un escándalo de mentiras la reactivación y “reparación” de las instalaciones de la mina de Cananea, Sonora, el sábado 9 de octubre siete policías federales se accidentaron gravemente al volcarse la camioneta en que viajaban al anochecer dentro de los terrenos de la mina, que es de tajo abierto. Los policías federales se precipitaron con todo y vehículo en dos cubas, llamadas “represos”, llenas de ácido sulfúrico. Uno de ellos murió debido a las graves heridas y quemaduras que sufrió, y los otros 6 fueron internados en el hospital de El Ronquillo y en el Centro de Salud de Cananea, ambos nosocomios administrados por el gobierno de Sonora.

No se sabe qué andaban haciendo a la hora del accidente, ni si iban en estado de ebriedad, pero el hecho es que se volcaron en los “represos” ESDE-1 y ESDE-2, que así se llaman esas cubas, dentro del departamento de la mina.

Los accidentados fueron los policías federales Álvaro Matamoros, René Matamoros, Raúl Gerardo Flores, Edgar Juárez Cardoso, Francisco Pineda Hernández, Ramón Salas Vidal y el ahora muerto, Tomás Mejía.

La causa de este accidente está, una vez más, en las condiciones de inseguridad máxima en que se mantienen las instalaciones de la mina de Cananea, Sonora, a varios meses de haber sido ocupada por esas fuerzas federales y haber prometido la empresa Grupo México, a diestra y siniestra, que ya estaban “reparando” la mina. Cómo estarán esas instalaciones de inseguras y peligrosas, que ya les tocó hasta a los propios paramilitares y grupos de choque de Grupo México y a sus esquiroles, pero de éstos últimos la empresa oculta toda información, aunque se sabe en la población que los llamados “terceros” o esquiroles se están accidentando con frecuencia, principalmente con sustancias tóxicas muy peligrosas que ponen en peligro la vida y la salud.

Lo cual significa que no sólo esquiroles, paramilitares y policías federales están sujetos al bombardeo de sustancias tóxicas y venenos ambientales de la mina, que ponen en peligro la vida, sino también los pobladores de Cananea. Esas sustancias, que hacen un ambiente de insalubridad extrema, provocan daños irreversibles a la salud, como el cáncer, y a la vida. Seguramente, como lo documentó la Comisión Trinacional EU-Canadá-México de Médicos en 2008, muchos de los policías y esquiroles afectados padecerán en 2 o 3 años enfermedades irreversibles, ya que prevalecen las mismas condiciones.

De ello resulta que la huelga legal que desde el 30 de julio de 2007 mantienen los trabajadores de la Sección 65 de Cananea, está plenamente justificada por estos hechos, ya que la principal exigencia del movimiento de huelga es que Grupo México instale adecuadas condiciones de seguridad, higiene industrial y salud en el trabajo, pero como se advierte, sigue sin hacerlo.

Si ni siquiera a sus propios grupos de “porros”, policías y esquiroles puede Grupo México proteger, ello explica la absoluta falta de respeto que esa empresa les tiene a los trabajadores, y también explica por qué éstos se fueron a la huelga. Por no resolver Grupo México el conflicto de huelga es que ocurren estos riesgos, está habiendo muertos por la inseguridad industrial prevaleciente.

De los accidentados, se sabe que tres están heridos de gravedad, en manos, piernas y cervicales.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…


Comments are closed.