Más de "Misses", Narcos y Políticos

Desde hace décadas, las bellezas Sinaloa se han relacionado con los capos de la droga

Francisco Arellano Félix, Ernesto Fonseca y El Chapo, en la lista de narcos vinculados con ellas

“Víctima del destino”, en 1990 la reina del carnaval, de apenas 18 años, fue secuestrada por Don Neto

Laura Zúñiga, Miss Sinaloa 2008, una semana antes de ser detenida.  Foto Marco Ruiz /El Debate

Laura Zúñiga, Miss Sinaloa 2008, una semana antes de ser detenida. Foto Marco Ruiz /El Debate

Gustavo Castillo y Javier Valdez (Enviado y corresponsal)

Culiacán, Sinaloa. El caso de Laura Zúñiga, Nuestra Belleza Sinaloa 2008, no es el único en la trayectoria de certámenes similares en que las ganadoras han sido relacionadas con el narcotráfico.

En la lista de hombres del crimen organizado vinculados con bellas mujeres sinaloenses aparecen Francisco Arellano Félix; Ernesto Fonseca Carrillo, Don Neto; Joaquín Guzmán Loera, El Chapo; Manuel Salcido, El Cochiloco, y otros personajes.

En 1958, la joven Kenya Kemmermand Bastidas alcanzó la corona de Señorita Sinaloa, y ocho años más tarde fue hallada muerta en su casa de Casteldaccia, al norte de Sicilia, donde tenía tres años viviendo, luego de haberse casado con Vittorio Giancana, sobrino de un capo de la mafia italiana en Chicago, Estados Unidos.

En 1967, Ana Victoria Santanares ganó el concurso Señorita Sinaloa. Aunque era originaria de la ciudad de Los Mochis, municipio de Ahome, en Culiacán era pública su relación con el capo Ernesto Fonseca Carrillo, Don Neto, hoy preso en el penal del Altiplano, antes llamado La Palma, con quien estuvo casada alrededor de cuatro años.

Por delante de la soberana

En 1988, Manuel Salcido, El Cochiloco, presionó a los organizadores del certamen de la Reina del Carnaval de Mazatlán para que favorecieran a Rosa María Zataráin. Sin embargo, el jurado se pronunció por Rebeca Barros de Cima, hija de una familia adinerada en el puerto. El Cochiloco movió entonces a sus pistoleros para obligar a los organizadores del carnaval a que incluyeran a la joven Zataráin en uno de los carros alegóricos, por delante de la soberana.

Arturo Santamaría, investigador de la Universidad Autónoma de Sinaloa y autor de El culto a las reinas de Sinaloa y el poder de la belleza, editado por la Universidad Autónoma de Sinaloa, el Colegio de Bachilleres (Cobach) y la Comisión para el Desarrollo Turístico de Mazatlán (Codetur), narra en uno de los capítulos de este libro que cuando el narcotraficante Francisco Arellano Félix, líder del cártel de Tijuana, vivía en Mazatlán, se robó a la reina del certamen carnavalesco.

En 1990, Rocío del Carmen Lizárraga tenía 17 años, y en febrero de ese año se convirtió en reina del Carnaval de Mazatlán, cuando Francisco Arellano era propietario de la discoteca Frankie’O. El 2 de junio, cuando la joven apenas había cumplido los 18, el capo, entonces considerado prominente empresario, la secuestró.

Días después, en estaciones de radio de Guadalajara, donde también vivía el narco, se anunciaba que la reina del carnaval se había casado con Arellano, aunque la joven estaba comprometida con Óscar Coppel, pariente de los empresarios propietarios de una cadena de tiendas de autoservicio.

El caso fue descrito por Santamaría como “una verdadera perla de la picaresca sinaloense”. Arellano había sido recibido en la casa de la reina cuando fue a presentarlo Julio César Chávez, y la madre de la joven, angustiada y al mismo tiempo resignada, afirmó que “sólo Dios es el indicado, el único que pondrá las cosas en su lugar”; consideraba que tanto Rocío del Carmen como Óscar, su prometido, eran “víctimas del destino”.

El 13 de junio de ese año, en una carta enviada a sus “súbditos”, mediante un “manifiesto real” publicado en un cuarto de plana del diario Noroeste, explicó: “Yo, Rocío del Carmen Lizárraga Lizárraga, reina del Carnaval Internacional de Mazatlán 1990, me encuentro en estos momentos en esta ciudad y puerto de Mazatlán.

En su mejor momento, miss Sinaloa se vinculó con un pesado de Navolato

Riesgo de que se implique con el narco a futuras participantes en concursos de belleza, prevén

Amigas y familiares descartan que sea culpable (pues ni modo que digan que es culpable) Foto Leo Espinoza

Amigas y familiares descartan que sea culpable (pues ni modo que digan que es culpable''') Foto Leo Espinoza

Culiacán, Sin., 4 de enero. Laura Elena Zúñiga se vinculó en el mejor de sus momentos –como modelo y ganadora del concurso Nuestra Belleza Sinaloa 2008– con Ángel Orlando García Urquiza, operador del cártel de Juárez, también identificado por la Procuraduría General de la República (PGR) como “uno de los pesados de Navolato”, tierra de los líderes de esa organización: Vicente Carrillo Fuentes y Vicente Carrillo Leyva, sucesores de El señor de los cielos, Amado Carrillo.

Pamela Cárdenas, competidora en el mismo certamen que Laura Elena, recordó que ésta fue su compañera en el Colegio de Bachilleres número 26 en Culiacán: “era una joven responsable, muy seria e inteligente, que tenía las mejores calificaciones.

“Es muy triste que haya tenido que andar por allá, en el lugar y momento equivocados, porque ya tenía una carrera; con su físico podía lograr lo que quisiera.

“Es muy triste que las jóvenes encuentren otras salidas para avanzar, aunque, la verdad, no creo que ella tenga nada que ver con lo que la acusan.”

–¿Crees que esta situación afecte la realización del concurso de belleza?

–Sí, porque los certámenes ya perdieron credibilidad, desde años pasados ya se especulaba que eran pagados. Se me hace que ya nadie va a querer entrar.

Al respecto, María Elena Huízar Rivera, madre de Laura Elena, señaló: “aunque ella haya sido, como dicen: la mera, mera, la Camelia (la Texana, famosa narcotraficante de los años 70), ella y las personas que cometen errores son quienes más van a pagar ante Dios; ninguno de nosotros vamos a pagar, sólo ellos, aunque tengo fe en que ella no cometió nada malo”.

“Vive de manera modesta”

La casa de la familia Zúñiga Huizar está construida en un lote de unos 200 metros cuadrados; tiene dos niveles y la fachada es de color azul. Se localiza en la calle Xicoténcatl, colonia Mazatlán, muy cerca de donde siete agentes federales fueron abatidos por sicarios del cártel de Sinaloa en mayo de 2008, en lo que se consideró la mayor ofensiva del narcotráfico en contra de las autoridades federales, lo que generó luego la implantación del llamado Operativo Conjunto Culiacán-Navolato. (Seguir leyendo)

En Aguascalientes, un político maniobró en favor de su novia, dicen

Recuerdan en BC insensibilidad de organizadores de esos certámenes

La relación entre la ganadora del certamen Nuestra Belleza Sinaloa 2008, Laura Elena Zúñiga Huízar, y Ángel Orlando García Urquiza, presunto operador del cártel de Juárez, recordó a la opinión pública los vínculos de otros personajes del crimen organizado con reinas de belleza.

Mucho menos conocido fue el caso de la triunfadora de Nuestra Belleza Baja California 2007, Nadia Karina Ramos Robles, quien abandonó las actividades relacionadas con el concurso luego del secuestro y asesinato de su padre.

Nadia Karina, tijuanense de 22 años, anunció la abdicación el 26 de septiembre de 2007, dos días después de que se halló en la ciudad de Tecate el cadáver de su padre, el empresario Miguel Ángel Ramos Pintado, quien fue secuestrado el 14 de septiembre de ese año. (leer más)

“De alguna forma, en Sinaloa todos comen de lo que deja el narco

La apresada reina de belleza obtuvo formación académica para acceder al mundo del espectáculo

Marco Ruiz, El Debate, de Sinaloa

Laura Elena Zúñiga Huízar en acción Foto: Marco Ruiz, El Debate, de Sinaloa

Culiacán, Sin., 3 de enero. Desde pequeña Laura Elena Zúñiga Huízar, ganadora del concurso Nuestra Belleza Sinaloa 2008, quería dedicarse al modelaje; su madre María Elena Huízar Rivera, anhelaba que fuera maestra. En 2003 la joven se graduó de educadora; espetó a sus padres: “ya cumplí”, y un día después salió de su casa para iniciar carrera en las pasarelas. En julio pasado ganó el concurso de belleza más importante de su estado y cinco meses más tarde fue detenida por vínculos con el narcotráfico. Su madre, considera que “andar en eso (modelaje)” pudo haberla relacionado con criminales y, aunque asegura que su hija es inocente, señala que en Sinaloa “de una u otra manera todos están comiendo de lo que deja el narco. Todos, porque no hay otra cosa más que eso”.

Laura Elena Zúñiga cumplió 24 años este sábado. Se encuentra bajo arraigo de la Procuraduría General de la República (PGR) desde el 26 de diciembre; cuatro días antes fue detenida en el municipio de Zapopan, Jalisco, por militares junto con nueve presuntos narcotraficantes, entre ellos Ángel Orlando García Urquiza, su pareja sentimental, considerado uno de los operadores financieros del cártel de Juárez.

A la joven y sus acompañantes se les encontró en posesión de dos rifles AR-15, tres pistolas, 633 cartuchos de diversos calibres, 16 teléfonos celulares y 55 mil 300 dólares. Supuestamente irían de compras a Colombia.

La detención de Laura Elena Zúñiga ha puesto en duda la credibilidad del concurso de belleza en el cual participaron sólo 10 concursantes, y en el que la chica que resultó ganadora. “Siempre se mostró confiada en ganar y sólo en los últimos dos días del concurso entabló relación” con algunas de sus rivales, (leer más)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…


Comments are closed.