Una más de Racismo Contra Indocumentados Mexicanos

El sheriff Joe atacó de nuevo

Jorge Durand (La Jornada)  (Las imágenes son de Internet y añadidas en este blog)

Joe Arpaio

Joe Arpaio

Joe Arpaio, de 76 años y electo por quinta vez consecutiva como sheriff del condado de Maricopa en Arizona, ha vuelto a hacer de las suyas. Una vez más atacó a la comunidad mexicana de Phoenix, esta vez en el condado de La Mesa.

En una noche de noviembre, a las dos de la madrugada, realizó un operativojanitors en labores de limpieza del City Hall y la Biblioteca Pública de esa localidad. con 60 hombres armados y apoyo del SWAT, para detener a 12 trabajadores, presuntamente indocumentados, que laboraban como

El sheriff Arpaio lleva años agrediendo a la comunidad mexicana con el pretexto de cumplir la ley, luchar contra la delincuencia, combatir el grafiti y contribuir a la seguridad pública. En una visita realizada el año pasado al poblado de Guadalupe, aledaño a Phoenix, aparecieron numerosas pintas en contra del sheriff en la que le demandaban, en inglés y español, que dejara en paz a la comunidad yaqui y mexicana que allí reside desde tiempos inmemoriales, seguramente mucho más que los de los antepasados de Joe.

Lamentablemente el caso de Arpaio no es una excepción. La reforma migratoria de 1996, promovida y firmada por el presidente demócrata Bill Clinton, abrió la puerta para que los asuntos migratorios fueran no sólo materia federal sino que pudieran dirimirse y legislarse a niveles mucho más locales, es decir, en los estados e incluso los condados. Ahora, las autoridades locales aplican la ley en función de sus intereses políticos, calendarios electorales y no pocas veces de acuerdo con los ánimos antinmigrantes de sus comunidades, muchas de las cuales han empezado a recibir, por primera vez, la llegada de trabajadores de otros países.

La utilización política del tema migratorio se manifestó de manera muy evidente en 1994 en California, con la conocida e infamante Proposición 187 del gobernador Pete Wilson que fue aprobada, en buena parte, con apoyo del voto latino, de origen mexicano para ser más preciso. La propuesta negó el acceso a los servicios sociales a los indocumentados, limitó el acceso a la salud y la educación y obligó a los funcionarios públicos a que denunciaran a los inmigrantes indocumentados que solicitaran servicios.

El argumento era muy sencillo: el estado de California pagaba el costo de la inmigración indocumentada, que era un fenómeno masivo, y no recibía apoyo de la federación por esa tarea porque, en efecto, la migración era un asunto federal y no competencia de los estados. La federación se hacía de oídos sordos. Con todo, ese mismo argumento sirvió para que un juez declarara anticonstitucional la Proposición 187, porque el estado de California no podía legislar en materia migratoria. Fue una victoria contundente que los activistas celebraron con la famosa frase “Me vale Wilson la 187”. Pero fue una victoria pírrica. En 1996 una nueva ley, ahora federal (Illegal Immigration Reform and Immigrant Responsability Act, IIRAIRA), prácticamente replicó la 187 a nivel nacional y otorgó prerrogativas a los estados para manejar los asuntos migratorios según sus propios y particulares criterios.

Peor aún. Con la escalada antiterrorista que potenció Estados Unidos, la migración pasó a ser un tema de la agenda de seguridad nacional. A nivel local se desataron los demonios, las pasiones y el nativismo. Desde entonces, los grupos, asociaciones y funcionarios antinmigrantes se han envuelto en la bandera, promovido operativos y demandado dinero de la federación para contratar personal, comprar equipo, realizar redadas y construir cárceles. En tiempos de recesión, como el actual, son discursos y prácticas que consiguen adeptos y ganan votos.

En Nashville, Tennessee, un nuevo lugar de destino de la migración mexicana, se acusa al sheriff de “pescar” mexicanos (fishing), aunque él dice que sólo realiza labores de tránsito al pedir documentos a los conductores. Obviamente, sólo detiene a cierto tipo de vehículos que transportan a cierto tipo de personas. A este procedimiento se le llama  profiling, que significa estereotipar a una persona por sus características fenotípicas. Si tiene cara de mexicano, se supone que debe ser indocumentado. Académicos de la Universidad de Vanderbilt, como Katharine Donato, y defensores de los migrantes han trabajado de manera intensa para desterrar este tipo de prácticas, pero el sheriff ha conseguido muchos recursos con el hecho contundente de detener indocumentados y entregarlos a la migra para que sean deportados.

Hay unas pocas excepciones. Algunos condados han legislado en favor de sus trabajadores y son considerados “santuarios”, lugares donde no se puede perseguir inmigrantes por el hecho de parecerlo. El caso del condado de Addison, en Vermont, es ejemplar. Con una industria láctea importante y un turismo de invierno boyante, se requiere mano de obra barata y sufrida para arrear vacas y ordeñarlas, al mismo tiempo que hay que limpiar cuartos, tender camas y atender a visitantes en una tierra de verdad fría. El jefe de la policía de Middlebury, Tom Hanley, ha señalado que sólo se puede detener a una persona en caso de que haya cometido un crimen o que esté conspirando para hacerlo. Además, se acepta como válida cualquier identificación, incluida la matrícula consular mexicana. En estos días, hay alrededor de 500 trabajadores mexicanos indocumentados en la localidad que se encargan de sacar adelante las tareas que ningún nativo quiere hacer. Son gente de paz, trabajadores a más no poder y, desde luego, indispensables.

Pero son pocos, cada vez menos, los lugares donde un indocumentado puede vivir y trabajar en paz, sin temor a ser denunciado, caer en una redada o ser deportado. Ahora hay condados donde incluso se le prohíbe rentar una vivienda. La histeria antinmigrante, promovida principalmente por los medios de comunicación televisivos, ha permeado a una sociedad donde cada quien se siente responsable de luchar contra lo que se considera oficialmente como “ilegal”. Y la defensa de la legalidad en contextos pueblerinos donde trabajan muchos mexicanos puede convertirse fácilmente en xenofobia, nativismo y persecución.

—–

Añadimos un video:


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

No Comments to “Una más de Racismo Contra Indocumentados Mexicanos”

  1. para esa abominacion llamada maria deberias de estudiar un poco porque creo eres una stupida ignorante como el imbecil ese de arizona y creo que no tiene sentido a hablar con estupidas como tu porcierto el planeta le pertenece a todos por igual no aalgunos hombrecitos

  2. con que derecho poner sobre nombre
    a persona q tansiquera
    les esta molestando mucho menos aeste coreo

  3. you people from USA stop this racism, mexicans go there because your gov. had made this neoliberal politics in Mexico and there are no employs, YOU STOP RACISM AND YOUR GOV STOP TO GET IN TO OTHER COUNTRIES’ POLITICS

  4. i think you are a very stupid person. what if you were not fron this country and people like you want to kick you guys out. how would you fell. stop acting stupid and stop this racisim.

  5. viva la raza hispana todos los latinos porque somos gente luchona que si tropezamos y caemos nos volvemos a levantar una y otra vez porque no nos detenemos contra nada porque lo unico que queremos es trabajar salir adelante luchar por el bienestar de nuestra familia y porque SOMOS LA RAZA MAS CHIDA DEL PLANETA LATINO PRIDE

  6. POR KE AY PERSONAS KE SON ASI DE RACISTAS

  7. por que nosotros los mexicanos tenemos que sufrir tantas injusticias por que el gobierno de mexico no podra ser mas duro con los pinchis gabachos asi como son con nosotros a ellossi pueden cruzar amexico ir acer su desastre alos antros miarce ybomitar las calles de mexico y eso esta bien para ellos a nosotros nos humillan nos miran como apestados si somos los mejores personas para trabajar haber ai esta lo que paso con los ninos que mato el loco con unbat como era americano debolada dijieron q tenia problemas mentales no les combiene ni tampoco les gusta que asu misma raza se le senale como asesinos ala bola de perros no hay como nuestro mexico no andamos manejando y bolteando para tras haber si no ba la polecia atras de uno ni comiendo y se bemos un polecia salirnos del restorant en mexico habra mucha biolencia pero lo que tenemos tambien que si nos enfermamos bamos al medico y con docientos o mas pagamos aqui bas y te piden papeles te puedes morir por que si no tienes no te atienden y si te atendieron te cobran 1000 dolares por un tylenol,son muy injustos pero nosotros por idioptas que nos gusta andar limpiandoles las mierda alos gringos como si cuando se mueran no se ban para donde mismo parar la muetre no existen fronteras ni tampoco para entrar al hoyo te piden papeles haber con este nuebo presidente tenemos fe en que haiga un cambio por que tenemos que dejar a nuestros hijos abandonados por benir atallarnos el lomo si lo que pagan uno c lo gasta en multas por un luz o una infraccion x ya te cobran una millonada ellos no dan nada gratis aqui no es el sueno americano como todos pensamos mas bale comer puros frijoles pero no andar escondiendonos de la migra hay mucha gente racista que no da ni un baso de aga gratis se los piden y entran y le llaman ala migra megustaria que los polecias mexicanos fueran mas malos con los americanos haber que opina el gobierno gabacho