Movimiento Magisterial: Represión en Tiripetío

Autor: Zósimo Camacho  (Contralínea)
Sección: Portada
15 Diciembre 2008

Armas de fuego, gases lacrimógenos, balas de goma y macanas utilizó la policía del gobierno perredista de Leonel Godoy en Michoacán para impedir que una marcha de normalistas rurales llegara a la capital del estado. Mientras que en conferencias de prensa y boletines de la Procuraduría local se señalaba a los estudiantes como responsables de “actos vandálicos”, en la Barandilla y el Cereso de Mil Cumbres los detenidos eran vejados por custodios y policías

Morelia, Michoacán. “Vi muchas mujeres lesionadas que estaban siendo agarradas por policías; corrí a auxiliar a las compañeras que estaban tiradas por efectos del gas, que provoca como asfixia. Escuché dos disparos y vi al policía que los había emitido. No sé hacia dónde dirigió el primer disparo, pero el segundo me tocó a mí, en la mano.”

El joven normalista habla desde un modesto hospital donde convalece de las heridas recibidas en la carretera Morelia-Pátzcuaro, durante la detención de 139 estudiantes de 15 entidades federativas el pasado 27 de noviembre. Platica con tranquilidad. Su mirada va de una mano a otra. La izquierda, vendada, fue traspasada por una bala que rompió cartílago, huesos y tendones. La derecha, inflamada y contusa, recibe el suero que de manera intravenosa se le inyecta al muchacho. Aún no sabe si el médico tendrá que amputar.

“Corrí mientras me desangraba. Vi cómo un helicóptero nos disparaba. No sé si eran balas de goma; pero nomás veía cómo los compañeros caían”. Habla en voz baja. Solicita que su identidad no sea revelada por temor a represalias.

“Me escondí en un carro que ya estaba destrozado, pero el helicóptero me seguía disparando. Entonces me fui a una pipa y el helicóptero se dio la vuelta. Así, ya mis amigos de la Normal me socorrieron y buscamos apoyo para que me atendieran, pues había perdido tal cantidad de sangre que casi estaba inconsciente.”

Al pie de la cama, sus compañeros estudiantes encargados de su cuidado asienten en silencio. El herido, quien apenas supera los 20 años, agrega: “Dicen que sólo utilizan balas de goma, pero yo soy una prueba de que no sólo utilizan balas de goma. Y no sé hasta dónde los policías tengan la facultad de agredir a los estudiantes cuando hacen una manifestación”.


Conmemoran represión con otra represión

Se trata de uno de los más de 200 jóvenes lesionados durante el enfrentamiento ocurrido el pasado 27 de noviembre entre estudiantes y elementos de tres corporaciones policiacas del estado: el considerado cuerpo de elite Grupo de Operaciones Especiales (GOE), la Policía Estatal Preventiva (PEP) y la Policía Ministerial; las primeras, pertenecientes a la Secretaría de Seguridad Pública de Michoacán, y la segunda, a la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE). Pero también participaron elementos federales: en el lugar se encontraban seis camionetas de la Procuraduría General de la República y cuatro de la Agencia Federal de Investigaciones.  (seguir leyendo)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

No Trackbacks to “Movimiento Magisterial: Represión en Tiripetío”