EL PODER, LA SICOPATOLOGÍA Y LAS CONSPIRACIONES (la idea surgió por la noticia de los transtornos mentales de Vicente Fox)

Viendo el siguiente video sobre los desequilibrios emocionales del ex presidente de México Vicente Fox de la edición de esta semana de Reporte Índigo:


link

Me pregunto qué hubiera pasado si Salinas, Zedillo o el actual, pidieran que El Vaticano les otorgara permiso para divorciarse y volverse a casar, seguramente también se encontrarían desequilibrios mentales en esas personas que han dirigido o dirigen al país, pero ¿qué habrá con quienes dirigen el destino del mundo?

Me puse a buscar información al respecto y encontré que la enfermedad mental acompaña a muchos de entre quienes gobiernan al mundo y que las teorías de la conspiración no son tan descabelladas, ya que esos hombres en el poder llegan a realizar locuras tan grandes y crímenes tan horrendos culpando a otros por ello e inventando excusas para explicarlos cuando se les empieza a descubrir. Una vez dijo George Bush padre a una periodista:


“Si la gente supiera lo que hemos hecho, ellos nos perseguirían por las calles y nos lincharían.”

1) ¿Son las teorías de la conspiración descabelladas?

2) La conspiración de los psicópatas contra la Humanidad

3) Enfermedad mental y poder (I)

Tomando en cuenta que buena parte de la educación de las personas proviene de las escuelas y por lo mismo buena parte de su salud mental tiene que ver con ese entorno les dejo este video de Pink Floyd, Another Brick in The Wall:

link

Y para quienes digan si aparte de los políticos mexicanos que nombre debería haber incluido a AMLO: Sería ideal que se analizara a todos aquellos que van a cargos públicos de gran responsabilidad y cuyo trabajo y desempeño afecta la vida de millones, pero sería muy difícil de implementarlo ya que son ellos mismos los que tendrían que aprobar una ley así, además con la corrupción existente seguramente falsificarían sus certificados de salud mental. Por otro lado pienso que López Obrador está mucho más sano mentalmente que los mencionados y que muchísimos otros políticos de este país,según mi personal opinión, pero no soy quien para certificar la salud mental de nadie.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

No Comments to “EL PODER, LA SICOPATOLOGÍA Y LAS CONSPIRACIONES (la idea surgió por la noticia de los transtornos mentales de Vicente Fox)”

  1. En efecto los trastornos de personalidad se dan por muchas causas, que hasta el momento no sean dilucidado y que cada ser en este planeta tiene una forma de ser muy particular moldeada con el paso del tiempo y por su entorno. se comenta que Fox tiene un trastorno y martita otro, y sabemos que tienen un problema psiquiátrico, pero… ¿seria posible que ellos estando como están los dejamos que nos gobiernen?…¿ y nosotros que trastorno podríamos tener para dejar que un loco este al frente de nuestras vidas?, ¿será que solo nos falta educación? realmente estamos locos todos unos por tener un padecimiento y gobernar y otros por acatar las ordenes de un loco a sabiendas que lo es.

  2. ¿Quién puede decir con toda seguridad “esto es enfermedad y esto es salud mental”?

    El concepto de “salud mental” es el reflejo de la mentalidad hegemónica en la psiquiatría. Así como, para los que están en el poder, hay un sólo sistema político y económico correcto (el suyo), una sola religión que lleva la verdad por sobre todas las demás (la de ellos), hay también un sólo concepto de lo que es el buen gusto, las buenas costumbres, el lenguaje “correcto” y demás formas de intolerancia hacia lo diferente a ellos mismos. Lo mismo pasa con la salud mental.

    En este caso, creo que a Fox no se le debe juzgar por que sea histérico, narcisista, “bipolar” o cualquier categoría nosológica (oséase de la clasificación de las enfermedades mentales), sino por su ineptitud, ignorancia, traición a la patria, deshonestidad y estupidez general.

    Con todo respeto para Cerriwden, así es exactamente como empiezan los psicólogos y psiquiátras sus diagnósticos: “yo más bien diría que…”, cada uno de ellos suponiendo que el suyo será el más inteligente y apegada a la verdad, cuando en realidad no son más que chiripas subjetivas.

    Saludos,

  3. Estamos tan cerca estando tan lejos.
    Se habló del Trastorno Bipolar de la presidente de los argentinos.
    Yo la calificaria de trastorno narcisista de la personalidad, pero medicado. simula empatía, simula tener una conciencia moral, pero lo hace luego de horas de ensayo frente al espejo.
    Excelente artículos y links.