Murió Norman Mailer, crítico de los poderosos

Considerado uno de los padres del “nuevo periodismo”
Crítico del sistema de EU y provocador intelectual

Ganó dos veces el Pulitzer por Los ejércitos de la noche y La canción del verdugo; su último libro fue El castillo del bosque, sobre Hitler.

nmailer.jpg

La Jornada: Arturo Jiménez, Carlos Paul y agencias

Crítico del poder, escudriñador de la sociedad estadunidense y controvertido en vida y obra, el narrador, periodista y ensayista estadunidense Norman Mailer murió la madrugada del sábado a los 84 años, en Nueva York.

Mailer, considerado un provocador intelectual, falleció en el Hospital Mount Sinai acompañado de uno de sus hijos, luego de sufrir problemas renales y de que fuera sometido en octubre pasado a una operación de pulmón, informaron personas cercanas al escritor.

Punto de referencia en muchos sentidos –junto con escritores como Truman Capote o Tom Wolfe, con quienes tuvo enfrentamientos–, con la muerte del legendario escritor se cierra una de las páginas más importantes del llamado “nuevo periodismo” y de la literatura del siglo XX, no sólo en Estados Unidos, sino en el mundo.

Su primera obra de ficción fue Los desnudos y los muertos (1948), basada en su experiencia como recluta en la Segunda Guerra Mundial. El año pasado publicó la que sería su última novela: El castillo del bosque, sobre Hitler.

Entre ambas se dio toda una historia de vida y de creación. Entre ellas escribió dos de sus obras consideradas geniales, pero fuera del ámbito de la ficción: Los ejércitos de la noche (1968) y La canción del verdugo (1979), con las que obtuvo un par de los codiciados premios Pulitzer, aunque nunca el Nobel.

También escribió, consideradas como novelas: Costa bárbara (1951), El parque de los ciervos (1955), Un sueño americano (1964), Los tipos duros no bailan (1984), El fantasma de Harlot (1991) y El Evangelio según el hijo (1997).

Los libros considerados como ensayos son: El negro blanco (1958), Miami y el sitio de Chicago (1968), Un fuego en la luna (1971), El prisionero del sexo (1971) y Noches de la antigüedad (1983). Los guiones: Más allá de la ley (Beyond the Law) y Salvaje 90 (Wild 90). Y la biografía de Marilyn Monroe: Marilyn, además de las de Pablo Picasso y Lee Harvey Oswald.

Norman Kingsley Mailer (Long Branch, New Jersey, 31 de enero de 1923) fue dueño de una vida plena que incluyó una carta abierta a Fidel Castro en 1961, textos como reportero o articulista, sobre política y políticos: los Kennedy, Nixon, Kissinger, Carter, Clinton y, sobre todo, Bush. Y también sobre movimientos sociales, historia de su país, literatura, cine, toros y, de modo muy especial, boxeo.

Una vida que incluyó nueve hijos y seis esposas, una de ellas apuñalada por él mismo en 1960, Adele Morales. Además, excesos con el alcohol, fama de machista, una candidatura a la alcaldía neoyorquina, el apoyo a la libertad del asesino Jack Abbott –quien fue excarcelado pero luego cometió otro asesinato–, la oposición sistemática a las guerras imperiales: desde Vietnam hasta Irak.

Norman, Woody y John

La de Mailer fue una vida que comenzó como hijo de una familia judía de clase media y que se crio en el barrio neoyorquino de Brooklyn. La vida de un joven de 18 años que, durante sus estudios de ingeniería aeronáutica en Harvard, escribiría su primer relato.

Enlistado en la armada, ese muchacho combatiría en la Segunda Guerra Mundial, de 1944 a 1946. Antes de ingresar a la Sorbona, en París, escribiría The Naked and the Dead (Los desnudos y los muertos), que le daría su primera dosis de fama.

Trabajaría como guionista en Hollywood y, a mediados de los años 50 se haría famoso como ensayista antisistema, siendo uno de los fundadores del periódico neoyorquino semanal The Village Voice.

El adulto Mailer examinaría y ahondaría en la violencia, la histeria, el delito y la confusión de la sociedad estadunidense en artículos-reportaje como The White Negro: Superficial Reflections on the Hipster (1958) y Advertisements for Myself (1959).

En 1967 sería arrestado, por poco tiempo, por su participación en manifestaciones anti Vietnam. Y dos años más tarde aspiraría a ser alcalde de Nueva York.

Como periodista político cubriría las convenciones nacionales de republicanos y demócratas en los años 1960, 1964, 1968, 1972, 1992 y 1996.

Obtendría en 1984 el Premio Anual por su servicio sobresaliente a las artes, McDowell Colony. Ingresaría en 1984 a la Academia Americana de Artes y Letras. Ese mismo año, y hasta 1986, sería presidente del PEN Club de su país.

Aparecería en varios documentales, entre los que destacan When We Were Kings y Hijacking Catastrophe, sobre los atentados del 11 de septiembre en Estados Unidos y la guerra de Irak.

Sería mencionado en varias canciones, como Give Peace a Chance, de John Lennon, y A Simple Desultory Philippic, de Simon & Garfunkel. Y en la película El dormilón (1973), de Woody Allen.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…


Comments are closed.