Al Gore se merce el nobel de Hipocresía no el de la Paz

Como lo publiqué en una entrada anterior, Al Gore y su documental sobre el Calentamiento Global no son más que una maniobra política para asustar a la gente y ganarse la aprobación para que se disminuya el uso del petróleo en países en vías de desarrollo como China, India, Brasiil, Rusia, (el BRIC – en México quisieramos que fuera BRIMC) o México y el resto de América Latina y en general el llamado Tercer Mundo, en esa entrada que es de principios del mes de agosto muestro otro video que evidencia esto y además muestra con bases sólidas y científicas (cosa que pretende también Gore pero sin ir a fondo) que el Calentamiento Global no es causado por el hombre, más bien es un proceso natural, que sí nos debe preocupar y ocupar, pero lo que hagamos por nuestra cuenta no lo va a revertir, sólo hacerlo menos severo, es decir, todo lo que hagamos por mejorar el medio ambiente y por cuidar Nuestra Gran Casa, el Planeta Tierra, siempre nos beneficiará, pero de eso a atemorizarnos para que lleguemos a aceptar acuerdos que los Estados Unidos propongan porque a ellos les conviene es otra cosa. ¿Porqué el señor Al Gore no impulsó que su país firmara el Protocolo de Kioto cuendo fue vicepresidente en el gobierno de Bill Clinton? ¿Porqué se siguen negando a hacerlo hasta la actualidad? ¿Qué fines persiguen cuando hacen un documental lleno de mentiras o con verdades a medias?

Por eso considero al señor Al Gore un hipócrita y que no merece el premio Nobel de la Paz que recientemente se le otorgó. Es una prueba más de que los galardones, incluso el Nobel, se otorgan muchas veces no a quien se lo merece sino a quien conviene, pero ya no me extraña mucho que aún en eso no sean honestos.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

No Comments to “Al Gore se merce el nobel de Hipocresía no el de la Paz”

  1. Bueno, el tema de la conspiración es un tema al que los medios de comunicación y, por ende, grandes corporaciones, políticos, etc., en fin, los poderosos, aluden para acallar cualquier voz en contra. Es el recurso más fácil de censura y cada vez más recurrente. Está muy de moda en la actualidad: si no apoyas las tesis oficiales, eres un conspiranoico. En mi opinión, este acto de censura sistemática no niega sino más bien confirma esas teorías alternativas no oficiales (entiendo ñor no oficial lo que no sale en los medios oficiales, y no necesariamente lo que apoyan la mayoría de científicos serios). En una sociedad democrática no se está para censurar opiniones, y menos aún cuando están avaladas por una parte de la comunidad científica. La ciencia consiste en dudar y no en creer por creer, así, sin más. Sea como sea, de conspiraciones ha habido siempre, y no pocas, en la historia de la humanidad (cualquiera puede comprobarlo con el mínimo esfuerzo leyendo un poquito de lo ocurrido en nuestro bien “amado” planeta tierra). Así que aludir a ellas para acallar se me hace de lo más hipócrita e infantil.
    En cuanto al calentamiento global en sí, a un profano en la materia (la mayoría de nosotros) no le queda otro remedio que escuchar las opiniones “expertas” e intentar discernir cuál de ellas está en lo correcto, contrastando todo lo que pueda y utilizando el sentido común. Pero en el documental de Al Gore se habla como si la comunidad científica estuviera muy unida, consensuada en su inmensa mayoría, por miles de miles, en contra de unos pocos “ignorantes” que nada saben. Pues bien, uno se informa y se da cuenta de que en realidad no es cierto, porque hay muchos otros que no opinan así y contradicen la teoría de Al Gore sobre el calentamiento global. Otros que, desde luego, no son para nada profanos en la materia, sino expertos bien cualificados. Luego, en esto mienten. Y la mentira a mí, personalmente, me incita a dudar (quién miente una vez…). No sé yo ustedes…
    No olvideis los intereses económicos detrás de toda esta farsa (en mi opinión); pensad que en momentos de crisis el dinero motiva mucho, y este señor está proponiendo inversiones en nuevas tecnologías, pero también impuestos al carbono que no tienen en cuenta, para nada, el desarrollo de las sociedades tercermundistas. ¿Cómo harán frente a todas estas nuevas tecnologías esas sociedades? ¿Cómo pagarán estos impuestos si no tienen ni para comer? ¿Les vamos a regalar los todopoderosos occidentales las infraestructuras para generar energía en estos países subdesarrollados para evitar así que deban pagarlas por ellos mismos? ¿Así de generosos seremos? ¿En serio? O más bien, ¿No será que en realidad el interés reside, precisamente, en fomentar aún más su pobreza y NO desarrollo? Y nosotros, ¿En verdad debemos creer que este afán en insistir sobre el calentamiento global no tiene nada que ver con proyectos macroeconómicos y de control a largo plazo, más que en ciencia pura y dura? ¿Quién decide qué versión científica es la correcta a los ojos de los profanos? ¿Por qué Al Gore sí y los otros científicos no? ¿Porque lo dicen los medios? ¿Nunca mienten los medios?… En fin, el sentido común, efectivamente, es el menos común de los sentidos…

  2. Bueno, parece que tampoco el otro documental es muy fiable:

    El 15 de noviembre de 2007 llega el ejemplo más aparente de la campaña negacionista con la emisión de “El gran timo del calentamiento global”, emitido a mediados de marzo en el Channel Four británico. El argumento del documental era, además de atacar al IPCC, que el incremento de temperaturas observado en la Tierra durante el siglo XX era producto de la actividad solar y no del incremento de los gases de efecto invernadero (GEI). Se argumentaba también como motivo para su emisión dar una visión diferente a “Una verdad incómoda”. Hubiera estado bien en aras de la pluralidad si éste se hubiera emitido en la cadena. Pero no fue el caso. Además, el 21 de julio de 2008, OFCOM, el regulador británico audiovisual, sentenciaba que el documental “no era objetivo y que se saltó las reglas básicas de veracidad e imparcialidad.” (10) El Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) y el principal científico y consejero del gobierno británico, David King, estaban entre los reclamantes, según informó la BBC.

    http://www.rebelion.org/noticia.php?id=76281

    La gran mentira de las compañías petroleras:

    http://www.rebelion.org/noticia.php?id=70102

    Y que Al Gore si tiene sus intereses políticos pero sí hay verdades en su documental y que lo malo es que no da soluciones verdaderas:

    Al Gore y el calentamiento global
    http://www.rebelion.org/noticia.php?id=54409

    Pero encontré algo que va más allá:

    Majesterium y el punto de no retorno, puede sonar a historia de ciencia ficción y al leerlo puede parecer teoría conspirativa.

  3. Para Carmen,

    Eso que preguntas está aclarado en el mismo escrito que acabas de leer. De hecho es muy senzillo cuando lo piensas bien. El gobierno de EUA infunde esto simplemente para asustar, porque saben bien que el miedo es la mejor medicina contra la rebelión. Con eso lograrán impulsar leyes o lo que sea para fomentar nuevas tecnologías que, obviamente, sólo estarán a disposición de unos pocos (ni soñarlo todos aquellos países en vías de desarrollo) y, por el colmo, seguramente muy pero que muy caras (por mucho que se empeñen en hacernos creer que será lo contrario, ahí reside la trampa). Además, piensa que estas nuevas tecnologías puede que resulten muy económicas una vez estén en funcionamiento, pero aún así requerirán de grandes inversiones para empezar a introducirse en nuestras vidas, y esas inversiones no serán asequibles para cualquier país. Desde mi punto de vista, es una trampa para animar a hacer algo que se sabe no todos podremos llevar a cabo. Así que, como se dice en este artículo (y estoy completamente de acuerdo), una cosa es cuidar del planeta, a lo que deberíamos decir SÍ por sentido común, y otra muy distinta es apoyar políticas de dominación. En otras palabras, hagan ustedes lo que consideren oportuno, pero almenos en mi caso particular, no pienso dar un solo centavo de mi bolsillo para fomentar mi propia esclavitud. Saludos!!!

    P.D.: Te recomiendo visites la página “El Proyecto Matriz”

  4. Vi los dos documentales y para ser honesta con ambos tengo diferencias. Tb creo q una verdad incomoda fue una campaña politica del señor Al Gore, pero tengo mis ciertas dudos sobre lo q se habla en el nuevo documental. Ademas hay q aclarar q en el periodo de Clinton, cuando Gore fue vicepresidente de EEUU, se ratifico el tratado de Kioto a manos del presidente. Lo q aun no puedo entender es con que fin este señor haya creado toda esta “mentira”. Puedo creer que sea por dinero o por poder politico, pero sin embargo lo que no me calza es la importancia que se le ha dado a nivel mundial… hasta la ONU se ha echo parte de esto. Aunque no podemos creer en aquel organismo que ha sido manejado durante años por EEUU. Pero si lo pensamos bien… ¿se benefiacia EEUU de todo esto? Le conviene estar en el limite de la discordia? Esta claro q jamas firmará el tratado ya q eso le significara una gran caida en su economia… entonces… cual es el fin de que se muestre q los gases de invernaderos, como el CO2, son los culpables del daño?
    Estoy muy interesada en este tema y me encantaria q se formara una especie de debate acerca de él.

    Muy buena pagina! Un gusto

    Pd: no pude ver el documental entero pues se me pego…

    Saludos